Aníbal Fernández: “Como argentino me da vergüenza tener un presidente como este”

Aníbal Fernández cargó contra Mauricio Macri al cuestionar su formación y la orientación de su gobierno y afirmó: “Como argentino me da mucha vergüenza tener como presidente a este tipo”.

“Está claro que Macri no es peronista: ni dependiente los intereses del pueblo ni ejerce una verdadera democracia”, chicaneó durante la entrevista que le hizo Julieta Camaño en Right Now.

Respecto a los casos de corrupción afirmó: “Nos contaron la historia de que traían a los ceos porque los políticos no sabemos gobernar, pero no solo no saben gobernar sino que hicieron negocios para ellos”.

En ese sentido se refirió ante las cámaras de C5N a la investigación contra el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, por presunto favorecimiento a Farmacity y a que “el Presidente dice que pongan (lámparas) led pero Marcos Peña y él son dueños de las empresas que las importan”. “La corrupción no es K, es M y muy M: tiene más de 50 offshore”.

Luego le preguntaron cómo califica la presidencia de Macri y respondió: “Nunca va a superar el aplazo, es un espanto. La va a dejar hecha pedazos, es un hombre sin formación política, sin formación económica”.

Me encantaría debatir con el Presidente, porque es para comérselo como una anchoíta. No tiene idea de lo que está hablando y en el marco de la discusión que uno generaría, sería ideal para exponerlo”, se entusiasmó y advirtió que “Cristina lo pasaría a degüello”, en caso de un intercambio.

No obstante rechazó las ideas de un golpe al hablar de que se “escuchan tonterías como ‘el club del helicóptero’” y afirmó: “Yo no dudaría en levantar las manos y ponerme detrás del presidente. Ahora, que se están metiendo en un berenjenal comprometidísimo y que van a tener dolores de cabeza, no lo dudo”.

Sobre Cristóbal López y Fabián De Sousa

“Hay gente que está presa y no tuvieron nada que ver, pero están presos por una reunión en la Casa de Gobierno”, denunció sobre una cumbre donde se habrían juntado Silvia Majdalani y Gustavo Arribas de la Agencias Federal de Inteligencia (AFI), el ministro de Justicia Germán Garavano, el jefe de Gabinete Marcos Peña y Macri.

Cuando le preguntaron por qué asumió la defensa respondió: “Porque son mis amigos y yo no dejo en banda a mis amigos”. También explicó que para llegar a la instancia de Casación “tenés que tener sentencia firme o equiparable a tal, dice la doctrina” y que como no es el caso “habían tomado la decisión política de meterlos presos”.

Fuente: Minuto Uno