ARA San Juan: Según un informe de EE.UU., “la tripulación sufrió una muerte instantánea, sin dolor”

ara san juan

Un informe de la inteligencia naval de Estados Unidos aseguró que el submarino ARA “San Juan” colapsó en menos de un segundo, lo que provocó la muerte instantánea de los 44 tripulantes. En tanto, el vocero de la Armada reiteró que aún no hay novedades sobre el buque.
Especialistas norteamericanos analizaron la señal acústica detectada el 15 de noviembre por la Organización del Tratado de Prohibición de Ensayos Nucleares, tras lo cual aseguraron que el submarino sufrió un colapso que liberó una energía similar a una explosión de 5.700 kilos de TNT, a 380 metros de profundidad, y se hundió verticalmente a una velocidad de 18 a 24 kilómetros por hora.
“Aunque la tripulación pudo haber sabido que el colapso era inminente, nunca supieron qué estaba ocurriendo. No se ahogaron ni experimentaron dolor. La muerte fue instantánea”, indicó el analista acústico de la Oficina de Inteligencia Naval de Estados Unidos, Bruce Rule, autor del informe.

En ese sentido, agregó que al analizar los datos del “evento anómalo, singular, corto, violento y no nuclear consistente con un explosión” que informara el vocero de la Armada, Enrique Balbi, corroboró que la señal acústica detectada fue producida por el colapso del casco de presión del ARA “San Juan”.
“El casco fue completamente destruido en aproximadamente 40 milisegundos”, una fracción de tiempo que representa “la mitad del tiempo mínimo requerido para el reconocimiento cognitivo de un evento”, agregó.
“La energía liberada por el colapso fue producida por la conversión casi inmediata de la presión del mar en energía cinética, en un movimiento del pistón de agua que ingresó al casco a una velocidad aproximada de 2.900 kilómetros por hora”, concluyó Rule.

Sin pistas

Mientras las novedades que llegaron desde Estados Unidos no dejan ningún tipo de lugar a la esperanza, el vocero de la Armada Argentina brindó una nueva conferencia de prensa en la que reiteró que no tienen información sobre el submarino y explicó por qué es tan difícil hallarlo.
Una vez más, Enrique Balbi, junto al Capitán de Navío Ariel Troisi, especialista oceanográfico, dijo que “no hay novedades respecto del submarino en el área circular de 40 kilómetros al norte. Hay muchas rocas y alteraciones en el fondo”.
Por su parte, Troisi, quien formó parte como coordinador técnico de la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (Copla), se encargó de “graficar” la situación y explicó las irregularidades del terreno. “La zona parece una cordillera invertida y cuando uno pasa con los sensores puede encontrar un objeto, pero es un afloramiento rocoso”, concluyó.