Asesinaron al Oso Pereyra, barrabrava de Boca

oso-pereyra
Lideraba una de las facciones disidentes. Fue baleado en la noche del martes y murió en el Hospital Arturo Oñativia de Rafael Calzada. Le rompieron la puerta de su casa, se metieron y le pegaron siete tiros.
Lideraba una de las facciones disidentes. Fue baleado en la noche del martes y murió en el Hospital Arturo Oñativia de Rafael Calzada. Le rompieron la puerta de su casa, se metieron y le pegaron siete tiros.
Lideraba una de las facciones disidentes. Fue baleado en la noche del martes y murió en el Hospital Arturo Oñativia de Rafael Calzada. Le rompieron la puerta de su casa, se metieron y le pegaron siete tiros.
Gustavo “Oso” Pereyra, uno de los lìderes de la facción disidente de la barra brava de Boca Juniors, fue asesinado de siete disparos en un presunto ajuste de cuentas. El ataque ocurrió en su domicilio y el deceso se produjo horas después en centro de salud al que fue trasladado en estado desesperante.
Pereyra fue uno de los laderos de Rafael Di Zeo. Ámbos sufrieron la misma condena por los incidentes registrados en el amistoso disputado en la Bombonera, en marzo de 1999 ante Chacarita Juniors. Al principio de la causa, ambos pasaron 56 días encerrados.
A Pereyra se lo detectó por entonces con un palo, aunque en su momento le reconocieron que había reducido el riesgo frente a Daniel Benedetti (el agredido), al abandonar el arma, y evitó que a Iturrez (otra de las víctimas) le dieran un golpe en la cabeza.
Pereyra, al igual que los hermanos Rafael y Fernando Di Zeo, Diego Rodríguez, Fabián Krueguer y Juan Castro, también fue procesado por los disturbios que se produjeron en la Bombonera el 31 de agosto de 2003, cuando Boca recibió a Chacarita por la quinta fecha del Apertura.