Comienzan las indagatorias por la malversación de fondos del SUOEM

SUOEM-La-Banda-e1461207477337

Mañana martes, en el Juzgado de La Banda, comenzarán las indagatorias a ex gremialistas de SUOEM, imputados por malversación y/o defraudación al gremio por un monto millonario.

Como se recordará, en el mes de enero, las actuales autoridades del Sindicato Unión de Obreros y Empleados Municipales de La Banda (Suoem) confirmaron la defraudación contra la institución por una cifra millonaria que hasta asciende a $1.500.000.

Ada Beltrán, a cargo de la secretaría de Finanzas de la entidad, recordó que en el mes de diciembre se desarrolló una asamblea de socios y en la oportunidad se produjo la destitución, “del secretario general Manuel Chiqui Suárez; del secretario de Finanzas José Luis Lescano y Ramón Pérez. Esta destitución fue por malversación de fondos a este sindicato”.

Más adelante precisó, “nosotros siempre le pedíamos al secretario general un informe de finanzas, y lo que siempre nos decía era que cada uno nos aboquemos a lo que nos decía el estatuto, que de las finanzas se encargaba él y Lescano”.

“Cuando empezamos a ver maniobras como por ejemplo muchos descuentos a los empleados, que se nos cortaba proveedores, iniciamos un trabajo de hormiga y recabamos pruebas. En el mes de diciembre con las pruebas en las manos nos dirigimos a Delitos Económicos y radicamos la denuncia correspondientes. Es una malversación de fondos muy importante, hablamos de una cifra millonaria la cual asciende a $1.500.000″, especificó.

Ada Beltrán mencionó que la cifra exacta, “no la podemos decir porque Lescano y Suárez llevaron toda la documentación del gremio: computadoras, libro banco, sellos. No tenemos el listado de socios, por lo tanto no sabemos que socios están al día y quienes deben. Pero no creo que los socios deban porque gracias a esos personajes, desde hace cuatro meses que los compañeros no tienen beneficios”.

“Hemos andado en el banco donde corroboramos que hay cheques diferidos hasta el mes de junio. Inclusive hay cheques que fueron librados con diferencia de 24 horas por un monto de 150 mil pesos cada uno. Uno fue el 11 de marzo para que se pague el 12 de diciembre de 2016, el cual fue rechazado por el banco; y el restante tiene la fecha 12 de marzo para ser abonado el 13 de diciembre de 2106 también rechazado. Esta es una de las pruebas que tenemos. Además, son muchos los cheques rechazados”, manifestó Beltrán.

A la vez mencionó que el asesor contable del gremio, “tenía la obligación de decirnos a la comisión sobre la irregularidad que se estaba dando; incluso el asesor contable refinanció a muchos proveedores entre seis y ochos meses”.