Condenan a madre e hija por ahogar a bebé con bollo de papel

presa

La Justicia de la localidad chubutense de Sarmiento dispuso la prisión preventiva por seis meses para la mujer de 37 años. Además, estableció una medida de arresto domiciliario para la adolescente de 17, quien reconoció que ocultó el embarazo “por miedo” aunque no recuerda haberlo asfixiado.
Una mujer de 37 años y su hija de 17 están acusadas de ahogar al recién nacido de la adolescente, quien murió a causa de asfixia por la colocación de un bollo de papel en la boca.

El juez de la localidad chubutense de Sarmiento, Roberto Casal, dispuso la prisión preventiva por seis meses de Miriam Marcela Sahiueque , de 37 años, imputada por el delito de “homicidio agravado por el vínculo” en complicidad con su hija de 17, a quienes acusó de haber asesinado por asfixia al bebé recién nacido de esta última, en un hecho registrado en marzo pasado en medio de un contexto de extrema pobreza y aislamiento.

En tanto para la menor, madre de la criatura que murió, se estableció una medida de arresto domiciliario, bajo la estricta supervisión de su padre y personal policial de la comisaría de la mujer, además de una evaluación psicológica, informó el parte que despachó la oficina de prensa de la fiscalía.

El hecho ocurrió a comienzos de marzo en la ciudad de Sarmiento, pero la causa fue abierta con una audiencia realizada el martes.

En su declaración, la chica reveló que dio a luz al bebé sola y en su habitación, pero aseguró que “quería tenerlo”, aunque ocultó el embarazo “por miedo”.

Además, desconoció su responsabilidad en la muerte del niño, al sostener: “No recuerdo haberle metido el rollo de papel, para mi que no lo hice”.

Las pericias determinaron que el niño nació vivo, con 3,400 kilogramos de peso.

En tanto, la madre de la adolescente, Miriam Marcela Saihueque, de 37 años, afirmó que con su marido “sospechaba” del embarazo de su hija, pero cuando se lo preguntó la chica “dijo que estaba gorda no más”.

“Yo pensé que si estaba a los sumo sería de tres meses porque no tenía panza y que más adelante me lo iba a contar”, agregó ante la justicia.

La mujer fue alojada en una comisaría de la localidad de Rada Tilly, en tanto que la chica quedó con arresto en su domicilio, al cuidado de su padre y de personal de la Comisaría de la Mujer.

De todas formas, el magistrado intimó a los ministerios de Familia y Gobierno de la Provincia a poner en condiciones un centro para alojar a la adolescente, quien será sometida a una serie de evaluaciones psicológicas.

Según el fiscal, Herminio González Meneses, el bebé murió en la casa de la familia del pasaje Estrada de Sarmiento, donde se encontraban Saihueque, su esposo y sus dos hijas de 17 y 15 años.

González Meneses consideró, durante la audiencia de formalización de la causa, que la madre y la abuela del bebé le habrían colocado un bollo de papel de grandes dimensiones en la boca para asesinarlo.

El fiscal puntualizó que, según la autopsia, el niño murió por asfixia mecánica por sofocación, debido a la obstrucción de la vía aérea superior.

El abogado de la mujer mayor, Gustavo Oyarzún, rechazó la imputación contra su defendida y advirtió que no había “evidencia concreta” para involucrarla.

En cambio, no formuló objeciones a la acusación contra la adolescente y madre del bebé por lo que avanzaría en procura de desvincular del caso a la abuela de la criatura.