Condenaron a Lula a casi 13 años de cárcel por un caso vinculado al Lava Jato

La Justicia brasileña condenó este miércoles al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva a 12 años y 11 meses de cárcel en otro caso por delitos de corrupción y lavado de dinero.

El petista fue sentenciado por supuestamente recibir 1 millón de reales en propinas referentes a las reformas de un inmueble en Atibaia que está en nombre de Fernando Bittar, hijo del amigo de Lula y ex alcalde de Campinas, Jacó Bittar. Según la sentencia, las obras fueron sufragadas por las contratistas OAS, Odebrecht y Schahin.

“El condenado recibió una ventaja como consecuencia de ocupar el cargo de Presidente de la República, de quien se exige un comportamiento ejemplar como el mayor mandatario de la República”, escribió la jueza Gabriela Hardt, al considerar que la culpabilidad de Lula era elevada.

Lula (2003-2010) ya cumple condena desde el pasado abril por otro caso de corrupción, después de que la Justicia diera por comprobado que recibió un apartamento en una playa de Sao Paulo a cambio de sobornos.

Por su parte, Gleisi Hoffman, presidente del Partido de los Trabajadores (PT) denunció que “la persecución contra Lula no para”, en momentos en los que el ex mandatario podría recibir un Premio Nobel de la Paz.