Cordera, a juicio: el juez rechazó el pedido de probation

cordera

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral rechazó un pedido del músico Gustavo Cordera para realizar tareas comunitarias a cambio de evitar ir a juicio oral en la causa donde está procesado por supuesta “incitación a la violencia colectiva” a raíz de sus dichos sobre las mujeres y la violación durante una charla en una escuela periodística.

“No corresponde en un caso como el presente conceder la suspensión del juicio a prueba, pues actuar de esa manera implicaría no solo un atentado contra la seguridad jurídica, sino también una inconsistencia con los compromisos internacionales asumidos por el Estado Nacional”, resolvió el juez en la resolución.

Canicoba Corral ratificó que Cordera debe ser sometido a juicio oral y público en la causa, pese a que el fiscal Ramiro González había aceptado el pedido de la defensa del músico, aunque ahora la decisión del magistrado podría ser apelada ante la sala I de la Cámara Federal porteña.

“La determinación de la verdad -y de la responsabilidad jurídica que aquélla tenga aparejada- únicamente se conforma luego de la etapa de juicio oral, en un debate público, oral, contradictorio y continuo, por lo que no corresponde en esta instancia hacer lugar a la aplicación del instituto que se pretende”, afirmó Canicoba Corral.

El juez sostuvo que “la posición que se adopta constituye una aplicación de las normas de los instrumentos internacionales que gozan en nuestro sistema de jerarquía constitucional y que constituyen compromisos que este Poder Judicial de la Nación no puede desoír”.

De forma puntual, el magistrado afirmó también que la “respuesta de la defensa presenta serias deficiencias en otros aspectos”. “Por empezar, la realización de dos ‘eventos’ (cuya naturaleza no fue definida en la audiencia realizada en el tribunal), sin contar con la fecha de realización ni la conformidad de las instituciones involucradas”, señaló.

También cuestionó “la pretendida realización de cursos sobre temática de género, de los que no se aclaró la fecha de realización ni se acreditó la conformidad e idoneidad de las instituciones propuestas”.

Cordera había propuesto brindar dos recitales a beneficio de los Hospitales Garrahan y Pedro de Elizalde en la ciudad de Buenos Aires con la coordinación de #NiUnaMenos” y asistir a cursos sobre igualdad de género, que podría realizar en el ministerio de Desarrollo Social de Montevideo o la Casa de la Mujer de Uruguay, donde reside el músico.

La titular del Instituto Nacional de la Mujer, Fabiana Túñez, había rechazado antes de conocerse la decisión del juez la propuesta de probation de Cordera por considerarla “totalmente fuera de lugar” ya que el músico “en ningún momento pidió disculpas sinceras ni mostró arrepentimiento”.

“Lo que necesita es que la Justicia actúe con perspectiva de género, incluido el fiscal que al parecer mucho no la tiene, y llegar a un juicio como corresponde, donde obviamente no va a ir preso, pero le va a quedar un antecedente y eso creo que es lo que más va a servir para reflexionar acerca de lo que hizo”, reflexionó Túñez.

Por su parte, el colectivo #NiUnaMenos también había considerado que el pedido de probation carecía de perspectiva de género y estimado que la justicia penal no resulta una herramienta útil para dirimir en estos casos.

“Siempre tuvimos una posición crítica respecto al uso del derecho penal para resolver cuestiones como ésta, porque si bien repudiamos los dichos de Cordera, llegamos a este punto en el cual es irrazonable meter presa a una persona por sus dichos y hay que buscar una resolución alternativa”, había dicho Sabrina Cartabia, abogada y referente de #NiUnaMenos.