De Vido quedará alojado en un pabellón para corruptos

carcelEl exministro de Planificación Federal y diputado del FpV, Julio De Vido, desaforado este miércoles por la Cámara baja fue trasladado al penal de Ezeiza para evaluar su estado de salud -ya que es insulino dependiente- y ahí decidir si queda alojado allí o es trasladado hacia otro centro penitenciario, donde deberá permanecer en un pabellón especial para corruptos.

Fuentes del Servicio Penitenciario Federal confirmaron a ámbito.com, que De Vido será ingresado bajo el sistema de Intervención para la Reducción de Índices de Corruptibilidad (IRIC).

Dentro de este mismo programa se encuentran detenidos el exjefe sindical de UOCRA seccional La Plata Juan Pablo “Pata” Medina, el empresario Lázaro Báez, el exsecretario de Transporte Ricardo Jaime, el secretario de obras públicas José López y el excontador de Báez, Daniel Pérez Gadin.

• Cómo funciona este sistema y a quienes está destinado.

Este programa fue creado a raíz de que “en lo últimos años, se dio el ingreso de internos con perfiles muy particulares, sobre todo los acusados de delitos de corrupción y crimen organizado”, señalaron las fuentes

A partir de esto “se desarrolló el concepto de ´riesgo de corruptibilidad´, definido por algunas de las siguientes características: alto poder económico, vinculación con crimen organizado, internos detenidos por delitos de corrupción, capacidad de influencia”, como también aquellos estuvieran desempeñándose como funcionarios públicos al momento de su detención o lo hubieran ejercido.

Una serie de modificaciones tecnológicas y edilicias diferencian notablemente a este pabellón con respecto a la cárcel común, como por ejemplo celdas individuales con un patio para cada una, un sistema de cámaras para monitoreo continuo durante 24hs y que disminuye al mínimo el contacto entre internos.

El IRIC cuenta con agentes instruidos en las problemáticas de la corrupción con la finalidad de reforzar su compromiso y función ética mediante herramientas conceptuales sobre responsabilidad en el ámbito penitenciario, en la lucha contra la corrupción.