Denuncia desamparo de la Justicia: el ex la roció con nafta y le pegó un tiro

mujer golpeada

La mujer dice que le desestimaron diez de doce denuncias que hizo en la Comisaría de la Mujer de Mar del Plata.

Susan se casó en 2008 con Fernando Ariel Dodds, pero en menos de 3 años él se transformó: la comenzó a amenazar, le pegó y hasta le dio un tiro en una rodilla. También contó que una hija que tuvo de una pareja anterior sufrió abusos por parte del hombre. La Justicia no le da respuesta.

La pareja tuvo dos hijos, una nena de 5 años y un nene de 8, y la mujer teme por su vida. Todo cambió cuando él empezó a vender drogas y terminó en el penal Batán: “Mientras estaba preso lo fui a visitar una vez con la beba y me pegó adelante de todos. Desde ese día decidí no ir más”.

Luego comenzaron las amenazas telefónicas: “Me decía que cuando saliera me iba a llevar a la cantera y me iba a pegar un tiro”. Pero después de tres años, le dieron salidas: “Decidí darle otra oportunidad”.

Sin embargo, nada cambió. “Cuando vi que seguía con las drogas, discutimos, sacó un revólver y me pegó un tiro en una de las rodillas“, relató.

“Me curé sola en mi casa con la ayuda de él. Mi familia no sabía nada porque yo vivía encerrada“, dijo la víctima. Entonces tomó coraje y decidió dejarlo, cosa que lo puso peor.

Discutimos, me pegó y le hice la primera denuncia. A las tres semanas recibió la notificación en la casa que compartíamos, agarró sus cosas y se fue”, relató en lo que parecía ser el final del calvario. Sin embargo, la calma a Susan le duró lo que un suspiro.

“Ese mismo día volvió a la madrugada, me agarró de los pelos, me arrastró al patio y me roció con nafta. Incluso, manchó a mis hijos que salieron al escuchar los ruidos”, declaró.

Esa fue la primera de las doce denuncias que radicó hasta ahora en la Comisaría de la Mujer, de las cuales fueron desestimadas diez. “Si no está afuera de mi casa pegándome no se lo pueden llevar”, fue el argumento que le dieron.

La Justicia le otorgó una restricción de acercamiento hacia ella y sus hijos. Pero no sirvió.

Dodds la amenaza por Facebook y Whatsapp, también le rompió tres puertas de la casa. Inclusive quiso matar de un tiro al perro que ella adoptó para evitar que entre a la vivienda.

También asegura que una de sus hijas de otra relación -hoy tiene 14 años- le confesó que fue violada por el padrastro: “Se animó a contarlo cuando yo hice las denuncias porque él la amenazaba”. Además reveló que la chica tuvo cuatro intentos de suicidio.

De acuerdo con lo que explicó, se comprobaron los abusos pero el caso no avanzó. “La Justicia está esperando que me mate”, denunció.

Fuente: Minuto Uno