Diputados busca aprobar proyecto para promover energías renovables

congreso

La Cámara de Diputados busca sancionar en una sesión especial el proyecto de ley clave para mejorar el sistema energético, que prevé habilitar a los usuarios residenciales y pymes a generar su propia energía renovable e inyectar el excedente que produzcan en la red de distribución.

Esta posibilidad quedó abierta luego que la comisión de Presupuesto y Hacienda diera dictamen favorable a la iniciativa, que ya contaba con un amplio respaldo en la comisión de Energía.

A diferencia de lo que sucedió en Energía, en Presupuesto y Hacienda el consenso no fue unánime debido a la oposición de algunos legisladores del bloque justicialista, que lidera Diego Bossio, según lo expresó el salteño Pablo Kosiner.

También se manifestó en contra el diputado del Partido Obrero Pablo López, quien anticipó que mañana fundamentará su rechazo en el recinto de sesiones.

La emisión del dictamen de mayoría se realizó en el marco de una reunión de la comisión de Presupuesto, que contó con la presencia del subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind.

“Para el gobierno es una norma muy importante porque desde el inicio de la gestión del Ministerio de Energía venimos trabajando para avanzar en esta ley sobre generación de fuentes renovables”, dijo el funcionario.

Durante su exposición, y ante la crítica de diputados justicialistas respecto a la posibilidad de la iniciativa vulnere la autonomía de las provincias, Kind recordó que “en el proyecto se invita a las provincias a adherir al proyecto” y que si bien algunos distritos avanzaron en su propia ley de energías renovables “será muy positivo tener un marco nacional sobre generación distribuida”.

Kosiner, por su parte, adelantó que iba a firmar “en disidencia total” el proyecto porque “no es una competencia de índole federal sino provincial” y “esto es así porque se está invitando a adherir a las provincias porque sino no se podrá aplicar esta ley”.

Esta posición fue retrucada por el funcionario y por el presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Luciano Laspina, quien recalcó “de ningún modo afecta las autonomías de las provincias”.

A su turno, el exdirector de Greenpeace Argentina y actual diputado macrista, Juan Carlos Villalonga, destacó el consenso alcanzado entre los partidos políticos y la autoridad de aplicación para avanzar en este proyecto “disruptivo porque crea un nuevo actor: el usuario generador”.

El dictamen señala que el objeto de la ley es permitir a los usuarios de la red eléctrica generar energía renovable “para su autoconsumo, con eventual inyección de excedentes a la red” y establece “la obligación de los prestadores del servicio público de distribución de facilitar dicha inyección, asegurando el libre acceso a la red de distribución”.

A este sistema sólo podrán acceder los usuarios, cooperativas o pymes del mercado de la electricidad -con excepción de aquellas empresas que tengan un 25 por ciento que esté en manos de personas jurídicas de nacionalidad extranjera- ya que prohíbe ingresar a los grandes clientes o agentes distribuidores con demandas de potencia iguales o mayores a trescientos kilovatios (300 KW).

El texto acordado establece que todos los usuarios de la red de distribución tendrán derecho a instalar equipamiento para la generación distribuida de energía eléctrica a partir de fuentes renovables hasta una potencia equivalente a la que éste tiene contratada para su demanda.

En cuanto a la facturación, cada distribuidor efectuará el cálculo de compensación y administrará la remuneración por la Energía Inyectada a la red producto de la generación distribuida de energía eléctrica a partir de fuentes renovables bajo el modelo de Balance Neto de Facturación”.

El dictamen fija que el usuario-generador “recibirá una tarifa de Inyección por cada kilovatio-hora que entregue a la red de distribución y que este precio será establecido por la reglamentación de manera acorde al Precio Estacional correspondiente a cada tipo de usuario que deben pagar los Distribuidores en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM)”.

También determina el “valor de la tarifa de inyección de cada usuario-generador regirá a partir del momento de la instalación y conexión por parte del Distribuidor del Equipo de Medición correspondiente” y el distribuir deberá reflejar en la facturación tanto el “el volumen de la Energía Demandada como el de la Energía Inyectada por el Usuario-Generador a la red, y los precios correspondientes a cada uno por kilovatio-hora”, entre otras cuestiones.