Dolor e indignación entre familiares tras la comunicación oficial

familiares

Las imágenes de dolor entre los familiares y amigos de los tripulantes del submarino ARA San Juan comenzaron a multiplicarse luego de que la Armada comunicara que el proceso de búsqueda y rescate del navío había finalizado, descartando así la posibilidad de que haya sobrevivientes en su interior.

En diálogo con el canal C5N, Luis Tagliapietra, padre de uno de los marinos y querellante de la causa, expresó: “Esto es terrible, estamos peleando contra Tyson en su mejor momento. Quizás técnicamente es correcto pero es cruel: hace menos de una semana me prometieron en la cara que los iban a seguir buscando cueste lo que cueste”.

“La verdad que es cruel. Es golpe tras golpe, otra mentira más. Nos prometieron que los iban a buscar, está bien que dicen que siguen con la búsqueda, pero va a ser de otro tipo. Mirá si hay un sobreviviente”, sostuvo, en referencia a la nueva etapa que no será de búsqueda y rescate sino solamente de búsqueda.

En ese sentido, detalló: “Nos mintieron desde el primer día. Me causó indignación Balbi (vocero de la Armada) recién, gracias al periodismo que fue poniendo todo en evidencia nos fuimos enterando de las cosas. Hace una semana nos dijeron que no iban a escatimar medios”.

“La última migaja que nos quedaba la acaban de tirar a la basura. ‘Ni siquiera vamos a intentar un rescate’, es el mensaje que acaba de dar Balbi. Lo explican de manera retorcida porque piensan que somos todos estúpidos y no entendemos. Acaban de decir que van a hacer una búsqueda pasiva. Ya dan por hecho que no hay sobrevivientes”, concluyó Tagliapietra.

Desde temprano, el movimiento de familiares de los tripulantes fue intenso en la base naval de Mar del Plata.

Por su parte, Jorge Villarreal, padre del teniente de navío Fernando Villareal, sostuvo: “Creo que la Armada debió decirlo de una manera más asertiva. Nosotros siempre tenemos un optimismo, aunque sea lejano, siempre tratamos de ver el horizonte”.

“Siempre tenemos esperanza, siempre estamos esperando ese snorkel que marque su regreso”, concluyó.

Desde la base naval de Mar del Plata, una amiga del suboficial segundo Celso Vallejos aseguró entre lágrimas: “Les pedimos a todos que no suspendan el rescate, por el amor de dios, les pedimos que no lo suspendan, ellos están con vida”.