El huracán Irma alcanza su máxima potencia y amenaza al sur de EE.UU.

huracan-irma

Con vientos de más de 250 kilómetros por hora, puede destruir casas, arrancar árboles y tumbar líneas eléctricas.
El huracán Irma, una poderosa tormenta que acaba de alcanzar la categoría 5, la más alta del sistema de medición, se acerca hoy al Caribe y al sur de Estados Unidos , país golpeado en las últimas semanas por Harvey, mientras las islas situadas en su recorrido se preparaban para lidiar con fuertes vientos, lluvias e inundaciones potencialmente letales.
Las autoridades emitieron alertas y advertencias en algunos sectores de las Islas de Sotavento, las Islas Vírgenes británicas y estadounidenses y Puerto Rico , a la espera de una tormenta con vientos de más de 240 kilómetros por hora (kph), dijo el Centro Nacional de Huracanes.

“El poderoso huracán Irma se dirige a las Islas Sotavento”, dijo el CNH. “Los preparativos deben apurarse ya que se espera que los vientos lleguen al área de la advertencia de huracán el martes tarde”, agregó.
Tiene la capacidad de arrancar árboles y tumbar líneas de transmisión eléctrica, así como dejar propiedades inhabitables, de acuerdo al CNH. La categoría 5 alcanza vientos de más de 250 kilómetros por hora.

En sus preparativos para la tormenta, el gobierno de Puerto Rico declaró estado de emergencia y activó a la Guardia Nacional. El país, hogar de unos 3,4 millones de habitantes, ha preparado 456 refugios de emergencia para albergar a hasta 62.100 habitantes.
Los preparativos para recibir la tormenta

Puerto Rico congeló los precios de bienes básicos, incluyendo agua, medicina, generadores eléctricos y baterías. La estación de la cadena Telemundo WIPR mostró largas filas de personas comprando agua embotellada, linternas, baterías, alimentos y otros ítems.

Asimismo, las autoridades de las localidades en el noreste del Caribe cancelaron vuelos hoy, cerraron escuelas y pidieron a la gente que se mantenga a cubierto mientras el huracán Irma se acerca a la región.

Puerto Rico, las Islas Vírgenes de Estados Unidos y el estado de Florida declararon el estado de emergencia. Mientras, los residentes en varias islas del Caribe protegieron sus casas con tablones y realizaron compras de último momento, formando largas filas en el exterior de supermercados y gasolineras.

La tormenta, que se mueve hacia el oeste, podría arrojar hasta 25 centímetros de lluvia, causar deslaves y peligrosas inundaciones repentinas y generar olas de hasta siete metros.

Se exhortó a residentes de Estados Unidos a monitorear el progreso de la tormenta en caso de que vire al norte rumbo a Florida, Georgia y las Carolinas.