El municipio de La Banda y el grupo “Esperanza” preparan acciones para seguir “Malvinizando la ciudad”

En el marco del proyecto de “Malvinización” impulsado por la Municipalidad de La Banda, la subsecretaria de Educación y Cultura, Stella Maris Mirolo, se reunió con integrantes del grupo “Esperanza”, conformado por madres y esposas de veteranos de guerra de Malvinas.

La reunión se realizó el viernes a la tarde, en el Hotel Savoy de Santiago Capital, donde las participantes compartieron experiencias y postularon acciones para concretar en el marco del proyecto de “Malvinización” que desarrolla la comuna bandeña desde hace unos meses.

Según se informó, la primera actividad confirmada será un encuentro con directoras y funcionarias del municipio de La Banda para que las integrantes del grupo “Esperanza” puedan compartir sus experiencias y diagramar en forma conjunta algunos lineamientos de trabajos.

Con respecto al encuentro del viernes, Stella Mirolo explicó: “En el marco del proyecto de ‘Malvinización’ hoy nos reunimos con esposas y madres de veteranos y héroes de Malvinas que integran el grupo Esperanza. Con ellas vamos a organizar líneas de acciones para continuar llevando la causa de Malvinas a cada rincón de la ciudad de La Banda”.

Luego agregó: “Estas mujeres también son heroínas por su trabajo de sostener el hogar y apoyar incondicionalmente a sus hijos y esposos en todo momento. Por eso, ahora el objetivo será visibilizar el trabajo particular y social de estas mujeres al igual que lo hicimos con los veteranos”.

Por su parte, la coordinadora del grupo “Esperanza”, Ana de Castellini, expresó: “Nosotras queremos que la gesta de Malvinas no se pierda con la desaparición física de cada veterano. Queremos revalorizar la acción de las familias de los veteranos, como el rol de las esposas que esperan a sus esposos todos los días, los escuchan, apoyan y acompañan en cada momento”.

El grupo “Esperanza” está conformado actualmente por 20 mujeres de Capital y La Banda que se reúnen todos los viernes, a las 19, en el Hotel Savoy. En cada encuentro las mujeres comparten experiencias personales y organizan actividades solidarias. Las reuniones son abiertas y pueden incorporarse familiares de veteranos de otras ciudades o localidades del interior.