La Corte Suprema falló a favor del reclamo presentado por el intendente Mirolo sobre la coparticipación

Finalmente la Corte Suprema se expidió a favor del reclamo presentado por la ciudad de La Banda en contra del Gobierno de la Provincia por la coparticipación.

Durante muchos años, la anterior gestión comunal enarbolaba como bandera de lucha este hecho tan desigual del reparto de los fondos, pero fue el intendente Pablo Mirolo quien decidió tomar cartas en el asunto y no quedarse con el simple discurso de “no nos pagan lo que corresponde”,  judicializando el trato desigual que recibía La Banda respecto a la coparticipación y siguiendo la causa hasta que finalmente, después de un largo tiempo, la Corte Suprema de la Nación se expidió al respecto, reconociendo los derechos de la ciudad de La Banda.

Mirolo está haciendo lo que no se hizo en 25 años en la ciudad, peleando, en dónde se debe, en beneficio y defensa de los bandeños, y eso debe destacarse, porque este joven intendente demostró, una vez más, que con vocación, honestidad y amor por el pueblo, se pueden lograr muchas cosas.

En la resolución, con la firma de los ministros Highton de Nolasco, Maqueda y Rosatti, resolvió que el Superior Tribunal de Justicia de Santiago del Estero no puede negarse por motivos formales a tratar el planteo por el cual la Ciudad de la Banda denuncia que el gobierno de la provincia de Santiago del Estero no actualiza los índices en base a los cuales distribuye los fondos de la coparticipación entre los municipios de la provincia.

La Corte Suprema precisó que el gobierno provincial es el encargado de calcular año por año la distribución específica de los fondos de la coparticipación.

La Ciudad de La Banda, durante la gestión de Pablo Mirolo, denunció que es precisamente en este punto en donde el gobierno provincial no cumple con la ley,ya que no realiza los ajustes anuales, sino que continúa aplicando los índices previstos para el año 1998. La municipalidad sostuvo que así se configura el daño, porque si se cumpliese con la actualización de ese índice, recibiría mayores sumas de coparticipación dada la variación de las pautas que la ley considera para el reparto de fondos. Concluyó que esa omisión por parte del gobierno provincial provoca un trato desigual y discriminatorio en su perjuicio en tanto recibe menos fondos en virtud del incumplimiento de la ley.

La Corte Suprema admitió el recurso extraordinario federal planteado por la Ciudad de La Banda al considerar que este caso proyecta una cuestión fundamental del federalismo argentino: aquella referida al derecho de los municipios a gozar de manera plena la autonomía que la Constitución Nacional les reconoce por la reforma de 1994.

Finalmente consideró que la ley de coparticipación federal de impuestos establece la obligación de cada provincia de establecer un sistema de distribución automática de ingresos para sus municipios de acuerdo a la fijación de índices objetivos  de distribución.

Tras el análisis de este marco constitucional federal y provincial, el Tribunal evaluó que a pesar de la claridad de esas normas, la municipalidad sostenía que el gobierno de la provincia de Santiago del Estero seguía distribuyendo la coparticipación municipal a partir de los datos de 1998, incumpliendo su obligación de actualizar los índices de acuerdo a los censos más recientes.

Por todas estas consideraciones, la Corte Suprema revocó la sentencia del Superior Tribunal de Justicia de Santiago del Estero que, al negarse a tratar por motivos formales el planteo de la Ciudad de La Banda, no había resuelto de forma equilibrada y adecuada a la garantía de defensa en juicio un asunto de extrema importancia constitucional.

Finalmente, después de años de destrato y postergación a la que fue sumida la ciudad de La Banda por parte del Gobierno provincial, va a recibir lo que por ley le corresponde de coparticipación federal gracias a la lucha incansable del actual intendente Pablo Mirolo, quien no quiso que el pueblo siga siendo tratado de forma desigual.