La impunidad del poder: Ahora aprietan a los empleados públicos para que hagan política

Notificacion

Distintos medios independientes se hicieron eco de las denuncias que miles de santiagueños hacen llegar, pero en el anonimato, porque el mensaje es claro: vas a perder el trabajo si no andas en política, si no votas por nosotros o si te vemos con otros candidatos.

Las intimidaciones la realizan funcionarios en nombre de Gerardo Zamora, algunas son por teléfono, otras a través de “invitaciones” a participar de una reunión política, o bien a través de cada área mediante un listado de los empleados y situación que revisten para luego ser notificados.

Un lector del diario expresó de forma exacta lo que está ocurriendo: “los empleados judiciales terriblemente esclavizados presionados por el gobierno y víctimas del silencio de los gremios, son presionados para ir a repartir votos, los jefes de las guardias médicas le lanzan la orden a los profesionales de la salud, enfermeros y médicos de manera contundente: si Zamora no gana todos pierden el trabajo, los administrativos desde el miércoles están en estado de pánico, y víctimas de la desesperación de un hombre que tiene muchas cuentas que rendir, mucho más que tapar y que el minuto a minuto le juega en contra, al parecer el pueblo que se permitió dormir una larga siesta ha despertado y está decidido a no vender su dignidad por un poco de harina con borbojo y polenta en mal estado. Según dicen los cercanos al poder, el fantasma del pasado 31 de agosto en la ciudad de La Banda no lo deja dormir. Los bandeños levantaron banderas de resistencia y no se arrodillaron al poder y con esa victoria festejada por toda la provincia se marcó el puntapié inicial para la locura que hoy viven los que se creyeron todopoderosos. El 31 de agosto del 2014 fue el inicio de una verdadera transformación política en todo el territorio de la provincia. Falta muy poco, y se saben siendo juzgados por los crímenes de los que deben responder, por la coptación del poder judicial, por el manejo de los servicios de inteligencia, por las terribles e innumerables causas de corrupción, por los tres intentos de golpe en la ciudad de La Banda ( el primero legislativo, el segundo económico y el tercero judicial)”.

Los santiagueños debemos dejar de tener miedo, nadie estará con nosotros en el cuarto oscuro cuando votemos, así hagámoslo a conciencia, por nuestros hijos, nietos, por el futuro, por el cambio, por la provincia y el país que nos merecemos. No pueden ni deben ganar la voluntad popular, porque el soberano es el pueblo y si hoy están en el poder es porque se lo permitimos, no lo hagamos de nuevo. Está en nuestras manos