La perestroika vaticana: Francisco cumple medio año de cambios profundos

papa franciscoUna nueva dinámica en la Iglesia, un entusiasmo renovado, vientos de cambio. Francisco cumple hoy seis meses de pontificado. Podría decirse que no se puede hacer el balance de un pontificado tan nuevo. Pero para muchos los seis meses de Jorge Bergoglio como papa son mucho más que eso. Son algo así como una perestroika, “reestructuración”, la palabra rusa identificada con las reformas de Mikhail Gorbachov en la Unión Soviética.

La perestroika de Francisco, que en estos seis meses ha podido levantarle el ánimo a una Iglesia abrumada por una crisis interna, no son sólo esos gestos que conquistaron desde el principio a católicos y no católicos. Es decir, la humildad, la sencillez y la austeridad.

La perestroika de Francisco, que desde el principio dijo que quiere una Iglesia pobre para los pobres, y no una Iglesia autorreferencial, es una nueva forma de entender el papado y de gobernar la Iglesia. También desde el primer día, Francisco, que se ha llamado “obispo de Roma” -tendiendo puentes con los otros credos cristianos-, evita subirse al pedestal. Afirma que la Iglesia no es el papa, los curas, los cardenales; “la Iglesia somos todos”, dice.

Siguiendo este mismo concepto, y de acuerdo con la voluntad expresada por cardenales de todo el mundo en las reuniones previas al cónclave, Francisco está implementando una nueva forma de gobierno colegiado. Es decir, un gobierno más democrático, que tiende a involucrar a los episcopados de todo el mundo y no centralizado en Roma.

Para ello, ha creado un consejo de ocho cardenales de todos los continentes que deben ayudarlo a reformar la curia y en el gobierno universal de la Iglesia. Los cardenales consultores ya estuvieron trabajando en los últimos meses y a principios de octubre se reunirán con el Papa. Discutirán cómo reestructurar el poder central de la Iglesia, eje de internas en los últimos años, para que trabaje en forma más racional y eficiente.

RESISTENCIA

En este medio año, Francisco también creó comisiones para investigar el IOR (el banco del Vaticano) y para reforzar los controles financieros del Estado, por sospechas de maniobras oscuras.

Estas iniciativas generaron resistencia en sectores de la curia que prefieren mantener el statu quo, y que incluso temen ser barridos por los nuevos vientos. “Es probable que algunos quieran hacerle una gambeta al Papa”, confió un obispo.

Al respecto, hay quien cree que dos designaciones del Papa muy cuestionadas podrían ser parte de un juego sucio en su contra. Una es la de monseñor Battista Ricca como prelado del IOR, acusado de tener un presunto pasado homosexual turbulento, pero a quien el Papa respalda. La otra es la de Francesca Immacolata Chaouqui, una joven considerada sin experiencia para estar en una comisión que supervisa las finanzas del Vaticano y de pasado polémico.

Lo cierto es que en la designación más importante hecha hasta ahora, el Papa eligió como su segundo a monseñor Pietro Parolin, el nuevo secretario de Estado designado en reemplazo del cuestionado Tarcisio Bertone. Parolin es un experto diplomático y tiene un perfil muy similar al del Santo Padre: humilde, abierto al diálogo y ajeno a las internas de los sacros palacios.

Es claro que la perestroika también tiene que ver con no ser parte de esa pompa vaticana parecida a la de una corte imperial. Francisco usa un Ford Focus y ahora también una vieja “renoleta” blanca que le regalaron, porque “le duele ver curas y monjas con autos de lujo”.

La perestroika del ex arzobispo de Buenos Aires, amigo de judíos y musulmanes, también le ha dado un nuevo impulso al diálogo interreligioso, fundamental en un mundo al borde del estallido de una guerra regional, sino mundial.

Nueva autoridad moral internacional, se anotó un punto con su movilización planetaria de ayuno y la jornada de oración por la paz en Siria. Pero sigue siendo él mismo, papa Bergoglio, como lo llaman en Italia.

LOS GESTOS Y NOMBRAMIENTOS DEL PAPA

Cambios en el IOR

A comienzos de junio nombró como nuevo director del polémico Instituto para la Obras de Religión (IOR) al empresario alemán Ernst von Freyberg

Austeridad

El Papa impuso un particular estilo: no utiliza los departamentos pontificios ni autos lujosos, calza sus zapatos de siempre y porta un sencillo maletín de mano. Llama por teléfono a sus amigos e incluso a desconocidos, dialoga abiertamente con los periodistas y usa un lenguaje sencillo

Un paso en falso

En julio salió a la luz que monseñor Battista Ricca, nombrado por Francisco en el IOR, tenía un turbulento pasado que incluía acusaciones de pederastia

Jornada de la Juventud

La multitudinaria Jornada Mundial en Río de Janeiro llegó a reunir a tres millones de fieles y marcó su gran debut internacional

Su mano derecha

El 31 de agosto nombró como secretario de Estado a monseñor Pietro Parolin

Ayuno y oración por Siria

El 7 de setiembre, una multitud de fieles en todo el mundo hizo ayuno y oración por la paz en Siria.

Fuente: lanacion.com


Tags: , , ,