Liberaron a la tía de Sheila, la nena de 10 años asesinada en Buenos Aires

Luego de pasar un mes detenida por el crimen de su sobrina, la tía de Sheila Ayala, Leonela Ayala, recuperó este lunes su libertad. Declaró ante el juez que no estaba en la vivienda el día en que mataron a la nena de 10 años y complicó aún más a su pareja, Fabián González Rojas.

La mujer seguirá imputada en la causa y no recuperará por el momento la tenencia de sus cuatro hijos. El domingo venció el plazo máximo de detención para los dos acusados por el asesinato de la menor y el fiscal del caso, Gustavo Carracedo, no pidió la prisión preventiva para la tía.

En su declaración Leonela sostuvo que el domingo que desapareció su sobrina ella no estuvo en su casa porque había ido a visitar a un familiar junto a sus hijos.Presentó además el registro de su tarjeta SUBE que lo demuestra. Además acusó a González de haber intentado abusar de la hija de 9 años que tienen en común.

En su primera declaración, tanto ella como su esposo habían confesado que “estaban tan drogados y borrachos” y que no recordaban lo que habían hecho. Con la nueva revelación de la tía, la principal hipótesis apunta a que después de que Leonela se fue de su casa, González Rojas fue a buscar a Sheila, intentó violarla y la mató en uno de los departamentos del predio. Lo que falta saber es si la tía ayudó a su pareja a ocultar el crimen.

Ambos estaban detenidos desde el 18 de octubre, cuando el cuerpo de Sheila apareció tirado dentro de una bolsa de basura en una medianera lindera a su casa. La nena estaba desaparecida desde el domingo anterior.