Maduro desafía el ultimátum europeo y Guaidó presiona con una amnistía para militares

La presión europea para que el régimen de Nicolás Maduro convoque a elecciones tuvo la respuesta esperable: “Nadie puede darnos un ultimátum de este tipo. Si alguien quiere abandonar el país, lo puede hacer. Venezuela no está ligada a Europa. Esto es una insolencia total”, dijo el líder chavista en una entrevista que dio en Caracas a la cadena CNN Turk.

Las potencias europeas le habían dado un plazo de ocho días a Maduro para que llame a comicios libres. En realidad, la respuesta ya había sido entregada ayer, de modo menos diplomático, por el número 2 del chavismo, Diosdado Cabello. “Por allá en la Unión Europea nos dan ocho días ¡Váyanse bien largo al carajo, que a los venezolanos nadie nos da órdenes!”, lanzó.

En tanto, alentado por el apoyo cada vez más firme de Europa y Estados Unidos, el proclamado presidente encargado, Juan Guaidó les pidió a sus seguidores distribuir este domingo, impresa o en las redes sociales, la ley de amnistía aprobada por el Parlamento de mayoría opositora, que preside desde el pasado 5 de enero.

“Organízate con un grupo, descarga el documento y llevemos el mensaje de justicia, encuentro y perdón”, exhortó este domingo en Twitter el jefe parlamentario, que busca quebrar la cohesión interna de la cúpula chavista ofreciendo un extenso perdón.

Grupos de opositores tienen previsto acercarse a la comandancia general de la Guardia Nacional y puestos policiales para entregar copias de la ley que otorga “todas las garantías constitucionales” a militares y civiles que “colaboren en la restitución de la democracia”.

Aunque sus decisiones son anuladas por la justicia por considerarlo en desacato, el Congreso aprobó una amnistía que elimina “la responsabilidad civil, penal, administrativa (…) de investigaciones, procedimientos, penas y sanciones” registradas desde el 1 de enero de 1999, reza el texto, abarcando las dos décadas de gobierno chavista.

El autojuramentado presidente interino busca quebrar el principal sostén de Maduro, las Fuerzas Armadas, que, aunque esta semana le reiteró “lealtad absoluta” y dijo estar unida, muestra fisuras.

El sábado, el agregado de Defensa de Venezuela en Washington, coronel José Luis Silva, desconoció a Maduro como presidente e instó a los militares -en un video grabado en su despacho y difundido en Twitter- a respaldar a Guaidó, de quien dijo haberse puesto a sus órdenes.

Asimismo, Guaidó definirá este domingo la fecha de una “gran marcha”, tras una semana que dejó una treintena de muertos y más de 350 detenidos en protestas y disturbios, según grupos humanitarios.

“Vamos a seguir hasta lograr el cese de usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres”, aseguró el sábado en un acto el líder opositor, de 35 años.