Novia de rugbier atropellado: “Pensé que era un pozo”

rugbier

Tras pasar dos días en estado de shock, la joven acusada de arrollar y matar a su pareja con su auto en San Rafael aseguró ante la Justicia que “no quiso hacerlo”. Sin embargo, un testigo aseguró que la imputada realizó “un giro en U para pasarlo por encima”.
La joven que atropelló y mató a su novio rugbier en la localidad mendocina de San Rafael declaró que pensó que el chico era “era un pozo” y aseguró que no quiso hacerlo. Además, sostuvo que se dio cuenta de lo que ocurrió cuando un cuidador de autos intentó detenerla.

La acusada relató que el cuidador le decía “lo pistaste, lo pisaste”, ella paro la marcha de su Fiat Idea, se dio cuenta de lo que había hecho y llamó al 911.

Sin embargo, la fiscal que tiene a su cargo la investigación por la muerte de Genaro Fortunato (25) aseguró que tiene elementos suficientes como para pedir la prisión preventiva de la novia del rugbier y dijo que un testigo presencial del hecho aseguró que la mujer giró en “U” para “arrollarlo y pasarle por encima”. Además, la fiscal negó la prisión domiciliaria para la joven y dispuso su traslado a una cárcel de la zona.

Al relatar la mecánica del hecho en la que murió Fortunato, la fiscal Andrea Rossi explicó en una rueda de prensa que Julieta Silva (29) “salió (del boliche), se subió a su auto que estaba estacionado, y en ese momento llegó Fortunato para hablar, pero hizo marcha atrás y lo hizo caer”.

“Silva salió del lugar y recorrió unos 150 metros, luego dio una vuelta en ‘U’ y regresó. Fue en ese entonces, que lo arrolló y mató”, relató la funcionaria judicial, quien aclaró que en ningún momento lo atropelló, sino que “le pasó por encima”.

Esa versión que quedó incorporada a la causa que tiene a su cargo la fiscal Rossi la aportó un cuidacoche que trabajaba a la salida del boliche, que fue quien le hizo señas a la mujer para que detuviera su marcha tras arrollar a Fortunato.

La fiscal explicó que tiene “elementos suficientes como para pedir la preventiva de la mujer”, a quien ayer le imputó el delito de”homicidio doblemente calificado por el vínculo de pareja y su comisión por alevosía”, el cual tiene una pena en un futuro juicio oral de prisión perpetua.

En tanto, en principio la justicia rechazó un pedido de una defensora oficial para que le otorguen a Silva una prisión domiciliaria, por lo que la imputada fue trasladada a un penal.