Nueva imputación para Gilligan, ex funcionario cercano a Macri

gilliganLa fiscal federal Alejandra Mangano imputó y abrió la denuncia penal para que se investigue al ex subsecretario general de la Presidencia, que además es vocal en River.

Esto se da en el marco de la causa por los supuestos delitos de omisión maliciosa de la declaración jurada de Díaz Gilligan y lavado de activos por ocultar 1,2 millones de dólares en una cuenta en Andorra.
Cabe destacar que Díaz Gilligan, ex segundo de Fernando de Andreis, presentó la renuncia el lunes pasado a su cargo en el Gobierno en medio del escándalo que generó la difusión de la información.

En un dictamen presentado ante el juez Claudio Bonadio, la fiscal pidió varias medidas, entre ellas que se requiera a la Oficina Anticorrupción las declaraciones juradas del ex funcionario, que se vio obligado a renunciar por el escándalo que suscitó la difusión de la noticia.
“Se investiga en autos si Valentín Díaz Gilligan, a partir del año 2012 hasta la actualidad; administró, disimuló y/o procuró que se inserte en el mercado dinero de origen ilícito, ello a través de las firmas Line Action y Nashville North Inc cuyo rubro es el de ‘transferencia de jugadores de fútbol‘”, explicó la fiscal.
Además, Díaz Gilligan “no habría informado la suma de 1.2 millones de dólares al momento de presentar las declaraciones juradas respectivas ante la Oficina Anticorrupción”, agregó la fiscal.

Según Mangano, dicha maniobra “habría sido desplegada por Díaz Gilligan junto a una persona cuyo nombre sería Francisco Casal.- Díaz Gilligan desde el día 16 de diciembre de 2015 (decreto 94/2015), hasta el 19 de febrero del corriente (fecha en la que presentó su renuncia) ejerció funciones como Subsecretario General de la Presidencia de la Nación, y anteriormente desempeñó funciones en el Gobierno de la Ciudad”.

¿QUIÉN ES PACO CASAL?

Si bien nació en Brasil, Francisco “Paco” Casal es ampliamente conocido en Uruguay, donde hizo gran parte de sus negocios y donde hasta llegó a ser considerado el “dueño del fútbol uruguayo”.
En principio comenzó con el negocio de las transferencias de jugadores, pero luego amplió su rubro y se metió de lleno en los negocios televisivos.

Así, con la formación de la empresa Tenfield, fue como adquirió los derechos de televisación de todo el fútbol uruguayo y luego también los partidos de la Selección Charrúa. En ese momento ya tenía como socio a Enzo Francescoli, actual manager de River y al que Casal había representado durante su época como jugador.
Más tarde, ya en los 2000, Casal crea Gol TV, primero para Estados Unidos y luego para varios países de Latinoamérica. Precisamente esta empresa es la que está vinculada con el escándalo de ex funcionario del gobierno de Mauricio Macri.

Díaz Gilligan aseguró al diario español El País (medio que publicó los documentos en cuestión) que su nombre aparece solo por hacerle un favor precisamente a su amigo Casal, involucrado también en el FIFA Gate.

Francisco Casal tenía problemas en su país y me pidió el favor. Tenía un juicio con el fisco que ganó y no podía figurar. Confiaba en él. La plata nunca fue mía. Además, yo no ejercía entonces cargo público. Era asesor y facturaba como autónomo“, explicó Díaz Gilligan.

SU SITUACIÓN EN RIVER

Tras el escándalo, la Comisión Fiscalizadora del club reclamó su salida del actual Vocal de la Comisión Directiva del club de Núñez. Seis dirigentes que responden al opositor Antonio Caselli le reclamaron por carta al presidente Rodolfo D’Onofrio la separación del cuestionado dirigente.

“Consideramos que es absolutamente incompatible su cargo en la Comisión Directiva con sus funciones en sociedades dedicadas a la intermediación deportiva” advirtieron los referentes de la Comisión Fiscalizadora.
A esto hay que sumarle los vínculos de Francescoli, actual manager del club, con el mencionado Paco Casal, empresario al que hizo referencia Díaz Gilligan en su defensa.

Fuente: Minuto Uno