Otra vez dirigentes del “Chueco” Blanco mostraron que sólo conocen la política del patoterismo

Empleado municipal agredido

 

En horas de la mañana, graves incidentes se registraron en el centro de La Banda, los cuales fueron protagonizados, una vez más, por la dirigencia del candidato “Chueco” Blanco y que terminó con un empleado comunal herido y el nulo accionar de la policía.

Como cada sábado, la municipalidad de la ciudad realiza, en la esquina de calles Alem y Sarmiento, la actividad “Sábado bien bandeño”, con el fin de amenizar la jornada de los vecinos con música, muñecos para los niños, y alentar la compra en los comercios de la zona.

Además, se hacen presentes diferentes oficinas para ofrecer los servicios que brinda la comuna.

Pero hoy todo fue distinto.

Cuando los empleados comunales llegaron al lugar, había un escenario improvisado por la dirigencia del candidato a intendente “Chueco” Blanco y música a alto volumen.

Ante esta situación, una de las jóvenes de la municipalidad les pidió que por favor se retiraran ya que no contaban con el permiso correspondiente, recibiendo como respuesta agresiones verbales.

Posteriormente, otro empleado intentó entrar en razón con estas personas, quienes comenzaron a arrojar ladrillos, lastimando al joven, quien realizó la correspondiente denuncia y rompiendo varios comercios.

Alertados por los disturbios llegaron los efectivos policiales, quienes ante el reclamo de los empleados municipales no hicieron absolutamente nada. Esa actitud de la fuerza del orden se habría debido a que entre las filas de Blanco se encontraba presente David Pato, el hijo del secretario de Seguridad de la provincia.

También estaban los dirigentes Mónica Gallo y “Chancho” Alderete, quienes en lugar de intentar apaciguar las cosas y hacer que sus militantes se retiren, argumentaron que no se iban a ir porque la policía estaba de parte de ellos.

Minutos más tarde llegó el actual concejal y candidato, Blanco, quien continuó con ese “circo” político, ante la mirada atónita de los ocasionales transeúntes y comerciantes, que no entendían la actitud de estas personas de empañar la actividad institucional de la comuna que desde hace varios sábados alegra las mañanas..

Así quedó la zona.

Hasta aquí la crónica policial de lo sucedido hoy, ahora resta preguntar ¿hasta cuándo van a continuar estos personajes nefastos mostrando lo peor de la política? ¿No van a aprender que se puede tener ideologías distintas sin entrar en la agresión?

Lamentablemente es la segunda vez que la dirigencia del “Chueco” Blanco genera problemas e intenta empañar una actividad netamente institucional.

Por el bien de todos los bandeños, esperemos que sea la última, porque ya en el 2014, en las urnas, el pueblo de La Banda dio una lección y le dijo BASTA al patoterismo, al atropello, al látigo y la chequera, a lo que están acostumbrados quienes gobiernan la provincia hace más de 10 años.

Los habitantes de la Cuna de Poetas y Cantores sólo quieren vivir en paz y NUNCA van a permitir que los gobiernen desde Santiago, eso es algo que a esta dirigencia política le falta aprender.