Restos hallados en Machu Picchu son del mochilero argentino

mochilero

La tía de Federico Farías, el joven de 21 años que se encontraba desaparecido desde hace 40 días en Perú, confirmó a Crónica que el cadáver encontrado el pasado 31 de mayo pertenece al de su sobrino. “Tenemos que traer el cuerpo a Argentina y la embajada sólo le paga el pasaje al padre”, explicó la mujer pidiendo ayuda.
Casi 40 días después, desde su último contacto, se confirmó que los restos hallados el 31 de mayo pasado en el camino entre la localidad peruana de Cusco y el Machu Picchu pertenecen al argentino Federico Farías, el joven de 21 años que había desaparecido en Perú. Así lo anunciaron este lunes sus familiares, luego de obtener los resultados del análisis de ADN realizado en Lima.

“El estudio dio positivo”, confirmó a “Crónica” Laura Bartual, tía de Federico. “Su mamá (Alejandra Gaztelu) era la que más esperanza tenía”, relató a este diario la tía del joven. “Lo que le da consuelo a la mamá es haber encontrado a Federico. Ella creía que no lo iban a encontrar”, agregó.

Un año y medio atrás, Federico había emprendido un viaje como mochilero por Latinoamérica, con la idea de llegar a las islas del Caribe. “Su sueño era llegar al Caribe y lo hizo”, señaló Bartual, y puntualizó que el joven estaba bajando.

Al momento de su desaparición Federico se hallaba en Perú. El 4 de mayo mantuvo su último contacto con una amiga, a quien le envió un audio explicando que tomaría el camino de La Hidroeléctrica, una ruta alternativa para llegar a las ruinas de Machu Picchu.

Dos semanas después, la familia formalizó la denuncia y su padre, Alfredo Farías, viajó a Perú para colaborar con la búsqueda.

Sin novedades durante los primeros días, dos semanas atrás personal policial halló los restos humanos de un masculino en medio del río Vilcanota, exactamente en el sector de Mandor. Aunque los indicios hacían pensar que podía tratarse de Federico, su familia encargó un análisis de ADN privado -el oficial demoraría meses- para confirmar o descartar la hipótesis.

Este lunes, finalmente se corroboró que el cuerpo pertenecía al joven. Según precisó su tía, los restos irán a un nicho en el cementerio de San Isidro, donde nació. Actualmente su familia residía en Miramar, donde permanecen los dos hermanos menores de Federico. Su otro hermano, Nicolás, quien estuvo en Perú buscándolo “está devastado psicológicamente”, dijo Bartual.

Pero en medio del dolor, la familia de Federico Farías debe afrontar otros problemas. “El tema ahora es traerlo a Argentina. Sale 6 mil dólares, y la Embajada sólo le paga el pasaje al padre”, graficó su tía, quien volvió a pedir colaboración para afrontar los gastos.

Los aportes se pueden realizar a la caja de ahorros de Alfredo Farías, número 401289880957. El CBU es 00700955-30004012898870 y el CUIL 23-22497415-9.