Se apagó el fuego salamanquero con una fiesta bien santiagueña

En una noche increíble acompañada por un excelente clima, se desarrolló la última gala del Festival Nacional de La Salamanca, artistas de la talla de Raly Barrionuevo, Duende Garnica, Bruno Arias, Dúo Coplanacu, Néstor Garnica, Peteco, Orellana Lucca, Marcelo Toledo, Demi Carabajal, entre otros.

El espectáculo se inició pasadas las 21 con la actuación de La Cruza que trajo su particular estilo y repertorio, seguidamente se presentó Paula Segovia, ganadora como solista femenina en el Pre Salamanca.

Uno de los primeros momentos destacados estuvo a cargo de los integrantes de Nacidos del Tiempo, que interpretaron temas del cancionero popular y algunas otras más contemporáneas.

Luego fue el turno de Simplemente Bandeños que trajeron el clásico folclore, posteriormente se presentó un miembro de un importante linaje y familia, Pablo Carabajal y Sanavirones.

La primera gran ovación de la noche se la ganó el Dúo Coplanacu, que mantiene asistencia perfecta en este gran festival y generó la euforia del público al entonar temas de su clásico repertorio y algunas canciones de su último disco. Un año más, Roberto Cantos con su rasguido y Julio Paz con su bombo trajeron fiesta al estadio repleto del Club Sarmiento.

Luego, se dio otro momento importante con la actuación del reconocido violinista y artista bandeño, Néstor Garnica que hizo hablar a su violín y generó la segunda gran ovación de la noche.

Los aplausos no se acabaron en ese momento, ni la euforia tampoco, ya que apenas bajó Garnica, subió al escenario el Dúo Orellana Lucca que mantuvo en alto la fiesta y los aplausos, con sus canciones de siempre, como “En la unión de las almas”, “Corazón salavinero”, “Alma maternal”, “Soy de los pueblos”, “Te voy a contar un sueño”, entre otras.

Minutos después se presentó Marcelo Toledo, otro hijo de esta tierra de cantores que renovó su vínculo con la gente y ratificó su buen momento con lo mejor de su repertorio que hizo bailar a la multitud.

Ahí nomás, casi sin tiempo para el descanso se subió al escenario de La Salamanca, otro de los que nunca faltan. El friense Raly Barrionuevo entonó con su particular voz temas de su clásico repertorio entre las que se destacan “Chacarera del exilio”, “Zamba y acuarela”, “Somos nosotros”, “Circo criollo”, “Donde alguien me espera”.

Como si a la última noche salamanquera le faltaba algo, la multitud que se hizo presente en el cierre de la 28° edición disfrutó del show de Peteco Carabajal, otro bandeño que no quiso faltar en la fiesta emblema de la “Cuna de poetas y cantores”.

A lo largo de la velada también pasaron por el escenario Matías Múas, Duende Garnica, Los Sin Nombre, Bruno Arias, Marcelo Toledo, Jovita Subire, Academia Juan Saavedra, Demi Carabajal, La Brasita de mi chala, Los Capis, Áridos del Estero, Cantores de Serenata, Cantores.