Siria derribó un caza israelí que participaba en una operación contra objetivos iraníes

 

avion israeli derribado

La aviación israelí atacó este sábado el aeropuerto de Al Taifur, en la provincia siria de Homs, al suroeste de Damasco y una zona cerca de la frontera sirio-libanesa, afirmó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) mientras que Israel reconoció que uno de sus aviones fue abatido por el ejército sirio.

Los sistemas de defensa antiaérea de Siria han derribado este sábado un caza bombardero F-16 que participaba en una misión de represalia en territorio sirio. Los dos pilotos pudieron abandonar el aparato y fueron rescatados en el norte de Israel antes de ser evacuados al hospital de Haifa, según informó un portavoz de las Fuerzas Armadas. Se trata del incidente más grave en el que se ha visto implicado el Estado hebreo en los casi siete años de guerra civil en el vecino país árabe, y de la primera aeronave israelí derribada desde 2006.

El F-16 había destruido junto con siete aviones de combate las instalaciones cercanas a Palmira de donde partió un “dron iraní” interceptado pocas horas antes por un helicóptero Apache cuando se dirigía hacia Beit Shean, en el valle del Jordán del norte de Isarel.

El Ejército sirio asegura que disparó misiles tierra-aire en respuesta a una “agresión” contra una base militar en centro del país sobre las 4.30 horas y que “más de un avión” israelí fueron alcanzados, según un comunicado difundido por la agencia estatal de noticias SANA. Una nueva incursión israelí contra puestos militares sirios en la provincia de Damasco fue registrada poco después. Un portavoz castrense israelí precisó que su aviación había lanzado una operación a gran escala, que afectó a una docena de instalaciones: ocho baterías antiaéreas sirias y cuatro objetivos iraníes en Siria. En esta segunda incursión no se registraron daños ni bajas, a pesar de que los aparatos fueron atacados con una veintena de cohetes tierra aire SA-17 y SA-5.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, y el jefe del Estado Mayor, general Gadi Eisencot, mantienen reuniones con un gabinete de emergencia para evaluar una nueva respuesta a la crisis.  “Irán y Siria están jugando con fuego”, advirtieron las Fuerzas Armadas. “Israel no busca una escalada, pero hará pagar un alto precio a los enemigos que lo hagan”, agregó el portavoz militar, quien puntualizó que solo Siria había disparados a los aviones israelíes, sin intervención de sus aliados rusos o iraníes. Un comunicado conjunto de la alianza siria-iraní citado por Reuters advirtió a Isarel de que prepara una reacción “seria y grave” a sus acciones de “terrorismo”. La misma fuente desmintió que el dron hubiese penetrado en el espacio áereo israelí y que el aparato no tripulado participaba en una misión ordinaria contra milicias del Estado Islámico.