Siria, Rusia e Irán culpan a Israel de un bombardeo en una base militar del régimen

bombardeo

La escalada bélica se intensifica en Siria. Ayer, el régimen de Bashar al-Assad y sus aliados, Rusia e Irán, culparon a Israel de un bombardeo que dejó 14 militares muertos en una base aérea del régimen, cerca de Homs, centro del país.

En un primer momento, la televisión estatal siria afirmó que Estados Unidos era sospechoso de realizar un ataque con misiles en la base aérea Tiyas, o T4. La acusación se produjo horas después de que el presidente norteamericano, Donald Trump, amenazara con golpear al régimen de Damasco por el presunto ataque químico registrado el sábado en Duma, reducto rebelde en la periferia de la capital siria.

Estados Unidos negó haber atacado la base siria. Francia, que en febrero había dicho que respondería en caso de que se produzca un ataque con armas químicas contra civiles por parte de las fuerzas gubernamentales sirias, también aseguró que sus fuerzas no estaban involucradas.

Más tarde, el ejército ruso dijo que dos cazas F-15 israelíes realizaron los ataques en la base aérea siria T4, informó la agencia de noticias Interfax.

Interfax citó al Ministerio de Defensa ruso diciendo que cazas israelíes habían perpetrado los ataques desde el espacio aéreo libanés y los sistemas de defensa antiaérea sirios habían derribado a cinco de los ocho misiles lanzados.

Medios estatales sirios, citando a una fuente militar, publicaron luego un reporte similar. “La agresión israelí contra el aeropuerto T4 fue realizada por aviones F-15 que lanzaron varios misiles sobre tierra libanesa”, dijo la agencia de noticias estatal SANA.

En tanto, Israel, que ha atacado instalaciones del ejército sirio muchas veces en el curso de la guerra civil de su vecino que ya se prolonga por siete años, no ha confirmado ni negado estar detrás del ataque.

Sin embargo, funcionarios israelíes dijeron que la base aérea T4 está siendo usada por tropas de Irán y que Israel no aceptará que su archienemigo tenga tal presencia en Siria.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, un grupo de monitorización del conflicto con sede en Gran Bretaña, dijo que por lo menos 14 personas murieron, incluyendo a algunos combatientes de varias nacionalidades, una referencia a miembros de la milicia chiita respaldados por Irán, en su mayor parte provenientes de Irak, el Líbano e Irán, que luchan junto al ejército sirio.

Por su parte, Irán acusó a Israel de una “agresión flagrante” en Siria y sostuvo que murieron cuatro “consejeros militares” iraníes.

Irán “condena firmemente la agresión y el ataque aéreo del régimen sionista contra la base aérea T4”, indicó el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

Irán pide a “todos los Estados libres […] que no sean indiferentes frente a esta agresión flagrante de los sionistas […] que solo complicará la situación” en Siria, añadió.

Irán es uno de los principales aliados de Al-Assad y tuvo un papel importante en las recientes victorias de las tropas gubernamentales.

Tras desmentir su intervención en Siria, el Departamento de Defensa de Estados Unidos precisó: “Continuamos vigilando de cerca la situación y apoyamos los esfuerzos diplomáticos en curso para hacer que los que utilizan armas químicas, en Siria y en donde sea, rindan cuentas”.

Fuente: La Nación