Su pareja la golpeó hasta dejarla en terapia intensiva

Camila Agustina Pradines tiene 25 años, desde hace 4 es pareja de Maximiliano Martín Sosa de 27, quien la golpeó hasta dejarla en terapia intensiva. Tiene varios órganos comprometidos y lucha por su vida. 
El hecho ocurrió en el edificio 507 del barrio Mil Viviendas, en San Fernando, Buenos Aires. Una vecina vio a Pradines deambulando golpeada, dio aviso al 911, la ambulancia llegó hasta el lugar y la asistió. La llevaron hasta el Hospital Cordero, allí se desvaneció. Su estado es crítico, además del golpe en el ojo y corte en el cuero cabelludo, tiene perforación de pulmón, explosión en el colón e intestino delgado y hemorragias internas.

Mónica, la madre de Camila, denunció que las agresiones de Sosa hacia su hija eran reiteradas. “Siempre fueron golpes y golpes. Ella siempre denunciaba pero cuando se reponía volvía otra vez con él”, dijo la mujer, quien además señaló que “siempre quisieron advertirle pero nunca los escuchó”.

“Desde que empezó a estar con él, mi hija se volvió alcohólica. La llevó a un estado crítico de alcoholismo y es adicta a las drogas. Él también es adicto”, contó la mujer.

Mónica recuerda que ese día su hija fue hasta su casa alcoholizada, violentada. La echó y después la llamaron desde el hospital para avisarle que estaba en terapia intensiva. “Me la molió a palos”, dijo la mujer.

La pareja tiene una hija un año y dos meses y según explicó Mónica “está al cuidado de un familiar de Sosa porque la nena corría riesgo de vida. Una vez agarró a la bebé y la colgó del balcón, eso fue contado por los vecinos. Por eso les sacaron la tenencia. Hasta que los dos no hagan un tratamiento no se pueden acercar a la nena”.

Él es una persona agresiva. En Corrientes tiene otra hija y se tuvo que escapar porque lo querían matar por lo violento que era. Quiero que siga preso. Si sale va a matar a mi hija. Hace cuatro meses estuvo internada cinco días en el Pirovano porque la había tirado por la escalera y le abrió la cabeza”, reveló Mónica.

La policía arrestó a Sosa, en su domicilio, a pedido de la fiscal Mariela Miozzo, quien lo imputó por “femicidio en grado de tentativa”. Se encuentra alojado en la Comisaría 1° de San Fernando.

Es una animal, quiero que se haga justicia, que no salga más y se pudra en la cárcel“, dijo Mónica.