Triple fuga: los hermanos Lanatta y Schilacci, condenados a siete años y seis meses de prisión

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de La Plata condenó este mediodía a los hermanos Martín y Cristian Lanatta, y a Víctor Schillaci, a siete años y seis meses de cárcel por la triple fuga del Penal de General Alvear, ocurrida en diciembre del 2015.

La Justicia los encontró culpable de delitos como “robo simple, privación de la libertad, robo agravado por arma de utilería y evasión”.

Se trata del primero de los cuatro procesos que tendrán que afrontar los Lanatta y Schillaci. El segundo juicio también será en la misma ciudad, por el ataque a tiros a dos policías en Ranchos y los otros dos se llevarán a cabo en Santa Fe, uno por tirotearse con Gendarmería Nacional en una zona rural de la localidad de San Carlos y el último por otros delitos cometidos en esa provincia mientras estuvieron prófugos.

Durante el debate los hermanos Lanatta acusaron al ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández de ser el auto intelectual del triple crimen de General Rodríguez para quedarse con el negocio de la efedreina. Señalaron que la fuga fue para salvar sur vidas.

Pero el juez, considero en cambio que “fugarse no era la única forma de salvar sus vidas. Podrían haber buscado otras alternativas para poner a resguardo sus vidas”.

Los tres acusados habían realizado el pedido de que todos los delitos fueran unificados, opción que no fue habilitada por la justicia. Hasta el momento, los hermanos Lanatta y Schillaci se encontraban detenidos en el penal de máxima seguridad de Ezeiza.

La triple fuga

Los hermanos Lanatta y Schillaci, condenados a perpetua por el triple crimen de General Rodríguez, cumplían su pena en el sector Sanidad de la Unidad Penitenciaria 30, cuando consiguieron evadirse la madrugada del 27 de diciembre de 2015.

Los acusados aprovecharon el momento en que ingresó un guardia para hacer el recuento habitual. Lo golpearon, lo ataron de pies y manos, lo amordazaron y le robaron las llaves de un Fiat 128, en el que escaparon del penal. En la calle los esperaba una 4×4 y con la ayuda de terceros, dieron inicio a la triple fuga. Fueron 13 días de locura hasta que cayeron en la provincia de Santa Fe, en enero de 2016.

Fuente: Minuto Uno