Una joven murió por un aborto clandestino en Pilar

Una joven mujer murió el lunes en el Hospital Sanguinetti de Pilar, luego de ingresar a la guardia unas horas antes con complicaciones por haber intentado realizarse un aborto. Es el segundo caso que trasciende en menos de una semana.

A pesar del fuerte hermetismo que rodeó la muerte de esta mujer, fue el propio director del centro médico, el doctor Esteban Sieling, quien lo confirmó esta mañana en una entrevista con una radio local.

“No tenemos permiso de los familiares para dar información, es un tema legal. Por la confidencialidad de la familia no puedo dar información”, explicó el profesional, pero confirmó que el hecho está “relacionado con un aborto provocado, no espontáneo”.

Días antes, otra víctima de un aborto clandestino murió en un hospital de San Martín. Se trataba de una mujer de 24 años, mamá de dos hijos, que intentó interrumpir su embarazo con un tallo de perejil y eso le provocó una infección generalizada.

Un caso similar ocurrió en Mendoza, horas antes de que se iniciara la histórica sesión en el Congreso por la interrupción voluntaria del embarazo. Una mujer ingresó a un hospital con un “aborto incompleto” y quedó internada en terapia intensiva. Llevaba tres días de sangrado y tenía fiebre.