Video: EE.UU., Gran Bretaña y Francia bombardearon Siria

ataque a siriaEstados Unidos, Francia y Reino Unido lanzaron esta madrugada ataques militares contra Siria. En ese sentido, el presidente Donald Trump declaró que ordenó “ataques de precisión” contra objetivos asociados con un presunto programa de armas químicas.

El jefe de Estado señaló que las acciones de Washington se desarrollan en coordinación con Reino Unido y Francia. También dijo que los ataques fueron ordenados en represalia por el supuesto ataque con armas químicas del gobierno de Bashar al Assad contra la ciudad siria de Duma.

Siempre de acuerdo con el relato de Trump, ese ataque fue “una escalada significativa” en el conflicto.

El mandatario norteamericano también manifestó que tiene un mensaje para los principales aliados del Gobierno sirio, Rusia e Irán: “¿Qué tipo de naciones quieren ser asociadas con el asesinato masivo de hombres, mujeres y niños inocentes?”.

Por su parte, el presidente francés Emmanuel Macron declaró: “No podemos tolerar la banalización del empleo de armas químicas”.

En el mismo sentido, la primera ministra británica, Theresa May, dijo que autorizó a las fuerzas armas de Reino Unido “a realizar ataques coordinados y enfocados para deteriorar la capacidad de armas químicas del régimen de Siria”.

En tanto, varias explosiones se escucharon en Damasco, la capital de Siria. Por su parte, desde el Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijeron que un centro de investigación científica y bases militares capitalinas fueron impactados por el ataque.

Además, la Guardia Republicana del Ejército sirio y la Cuarta División, unidades de elite de la fuerza armada de Siria, resultaron también atacadas.

“El ataque ocurrió el sábado, y sabemos que fue un ataque químico”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, quien al ser consultada sobre si el gobierno estadounidense tenía pruebas de que el gobierno de Bashar al Asad estaba por detrás del episodio se limitó a decir: “Sí”.

Por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, apuntó que Rusia también era responsable por lo ocurrido, ya que “fracasó en impedir que ocurriera un ataque con arma química”.

La escalada comenzó con un supuesto ataque químico contra la ciudad siria de Duma, entonces aún controlada por rebeldes, el pasado 7 de abril. En ese ataque contra la localidad situada en la región de Ghouta Oriental murieron al menos 42 personas, según la organización humanitaria Cascos Blancos, ligada a la oposición siria y apoyada por Turquía, recordó el diario francés Le Monde.
Más de 500 personas fueron hospitalizadas, según el vespertino galo.
El primero de dos grupos de expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) tenía previsto empezar este sábado la investigación en el terreno sobre el presunto ataque, desmentido por el gobierno sirio que permitió la llegada de expertos del organismo multilateral con base en la ciudad holandesa de La Haya.
Sin embargo, su mandato no es determinar quién fue responsable de la acción, sino determinar si realmente tuvo lugar un ataque con armas químicas.
En la mañana del viernes Rusia acusó al Reino Unido de haber escenificado el supuesto ataque químico en Siria para provocar que Estados Unidos aumentase su intervención en el conflicto.
“Tenemos pruebas de que Reino Unido está directamente involucrado en la organización de esta provocación”, dijo en Moscú el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konachenkov, citado por la agencia de noticias rusa Tass.
No es la primera vez que Estados Unidos, que apoya militarmente a varios de los diversos grupos y milicias opositoras, y el presidente Trump atacan directamente al gobierno de Al Assad.