Conmovedora historia de un cachorro que no se separó de su madre mientras ella agonizaba

Un perro demostró una vez más su amor inquebrantable en una situación de extrema desesperación. Hace dos meses, en un basural de San Justo, su madre fue atropellada y abandonada, pero él no la dejó sola en ningún momento a pesar del desconcierto.

La perra estuvo al borde de la muerte durante dos días, mientras él buscaba el calor del cuerpo y los latidos del corazón, un comportamiento natural de los bebés.

Un vecino que los vio decidió llamar a la ONG Proyecto Cuatro Patas. Cuando los voluntarios se acercaron, encontraron al cachorro -a quien bautizaron como Coquito- pegado a su madre, que agonizaba de dolor.

“Nos avisaron de una perra que estaba tirada hacía dos días, sin atención. La llevamos de urgencia a la clínica donde estuvo internada dos días, pero pese a que los veterinarios hicieron todo para salvarla, finalmente su corazón dejó de latir“, contaron en Instagram junto con las fotos y videos de ese momento.

“Coquito tenía dos meses, la acompañó en el vehículo y en la internación, pero se separó para emprender su propia recuperación. Fue a la casa de un voluntario para transitar todo el momento de su sanación, hasta que llegue el día de su adopción”, aseguraron. Ese día finalmente llegó y desde Proyecto Cuatro Patas buscan una familia que lo adopte para siempre.

Hoy está totalmente recuperado de su sarna y es un cachorro muy sano que merece una familia que lo ame tanto como nosotros para que pueda dejar todo el sufrimiento atrás”, piden.