CUANDO LA FICCIÓN PERIODÍSTICA SUPERA LA REALIDAD JURÍDICA

chabayBastaron 24 hs. de lectura para desmantelar una insospechada complicidad política-judicial en torno al ex Intendente Hector E. Ruiz y el supuesto delito por él cometido. De allí  la urgencia del Ministerio Fiscal en declarar concluida la investigación preliminar solicitando su juicio oral, al saberse descubiertos por  la nueva defensa técnica e impedir a sus  abogados requerir e incorporar pruebas demostrativas de aquella conspiración que tiene una exclusiva  finalidad:  intervenir el municipio bandeño.

La causa se inicia en fecha 22/05/2013 cuando una desconocida y supuestamente desempleada mujer de nombre CECILIA ADRIANA GONZALEZ, DNI N° 26.161.443, luego de permanecer 15 minutos en el despacho del por entonces Intendente Ruiz en audiencia “por ella misma solicitada”;  llama en auxilio a su tío ex-policía  de nombre JORGE ANDRES RODRIGUEZ (a/patón) para  manifestarle  haber sido víctima de un delito sexual y que su autor era el Intendente Ruiz. A partir de allí, como nunca jamás se conoce el actuar de nuestros jueces en cuestión de horas tener por acreditado los hechos y por imputado al ex Intendente. Sumado en modo paralelo a una insospechada campaña periodística que magnificaban los hechos, sin derecho a replica o defensa del denunciado, situación que se vio alarmantemente incrementada luego de la terrible derrota sufrida por el Frente Cívico al otro lado del río.
Extraños vínculos con la muerte de Raul Dominguez:
Héctor “Chabay” Ruiz y Raúl Domínguez no se conocieron, pero los une un denominador común que solo el primero lo podrá develar Don Raúl murió hace más de seis años y su causa se mantiene impune.   
Lo primero que advierte los abogados que ejercen la nueva defensa de Ruiz,  es la “similar identidad” en algunos de los operadores y hasta  colaboradores judiciales que intervienen en la causa de abuso sexual, vinculados al Poder Ejecutivo de la Provincia.
Así, por el año 2008  el entonces Juez de Instrucción y actual miembro del Superior Tribunal de Justicia Dr. Gustavo A. Herrera quien investigaba el asesinato de Raúl Domínguez, sumo al grupo de investigadores y hombre de confianza  al ex policía JORGE ANDRES RODRIGUEZ (a/ patón) oriundo de la ciudad de Clodomira donde reside ; quien a más, contaba con el aval y apoyo personal del extinto periodista  JOSE LUIS COLOMBERO, quien siendo oriundo de la ciudad de Córdoba, constituyo domicilio en nuestra provincia para cumplir función como  asesor de gobierno y, operador político  ante los medios de prensa nacional del gobernador Gerardo Zamora entre otras actividades poco claras y transparentes. Pues de su frondoso prontuario solo la muerte pudo liberarlo.
Hoy se saben descubiertos y eso moleta al Órgano Fiscal, como a muchos “lacayos de la política”. Aquel Jorge Andrés Rodríguez que hasta la reciente muerte de Colombero era empleado del gobierno; es el mismo Rodriguez que al presente figura en la denuncia contra Ruiz aunque jamás se pudo acreditar el parentesco cosanguíneo con la denunciante Cecilia Adriana González (sobrina).
¿ Que contiene la acusación ?
 
El 20/11/2014 la Dra. Alicia Presti de Munar a cargo del Organo Fiscal presento ante el Juez de Control y Garantía el resultado de un año y medio de una investigación parcializada e interesada, donde Ruiz no contó en los hechos con la mínima garantía de una defensa “efectiva” en juicio. De su contenido, rápidamente en modo intencionado se hicieron eco los medios de prensa concentrados y hegemónicos locales; para impactar en la prensa nacional sus columnas falsas y maliciosamente transcriptas. Como todo el contenido de las judiciales actuaciones lo es un verdadero “mamaracho” y sabiendo que Ruiz no cuenta con espacios de radio – diario o televisión donde hacer su descargo, menos aun sus abogados defensores, prontamente recurrirán al lugar donde la verdad aflora y, pruebas en mano, demostraran a todo el país estar ante una terrible conspiración orquestada desde el Poder Ejecutivo de Santiago del Estero, para intervenir el municipio de la ciudad mas autónoma, independiente y soberana como lo es La Banda, ciudad de veredas perfumadas que siempre le fue adversa a Gerardo Zamora, quien a cualquier precio procurara a través de sus “jueces dependientes” lograr en justicia aquello que la soberanía popular siempre le negó.-
POR C.R