Eclipse Fest: miles de turistas extranjeros viajarán a un punto remoto de San Juan para celebrar al Sol

El eclipse solar total del 2 de julio de 2019 entró en la agenda de los aficionados a la astronomía hace algunas semanas -quizás meses-, pero existe un grupo especial de fanáticos que tiene la fecha marcada en sus calendarios desde 2016 para movilizarse al lugar del mundo donde se pueda ver el fenómeno con mayor claridad.

Así fue como la provincia de San Juan, y en particular el departamento de Iglesia, entró en el radar de los “cazadores de eclipses” hace tres años. Ahora se espera la visita de 4.500 turistas extranjeros que la coparán, así como también localidades de Mendoza y Córdoba.

“Tenemos el mejor lugar, nos explicaron, por las condiciones de altura y las escasas probabilidades de nubes. El departamento de Iglesia cuenta con todo eso. Nosotros empezamos a leer, a estudiar, y realmente era como La Meca: acá va a pasar el eje del eclipse. Estamos en la trayectoria“, explicó Lili Altamira, propietaria de la posada Posta Kamak de Bella Vista.

Altamira y su marido, Guido, dejaron la ciudad de San Juan hace 12 años para radicarse en una finca de 13 hectáreas en Bella Vista, departamento de Iglesia, en busca de una vida sencilla con animales y cultivos. Además abrieron una posada de 15 plazas en una porción del campo, y el 2 de julio su quietud se verá invadida por 800 turistas extranjeros para ver el eclipse.

Los Altamira cerraron hace dos años un acuerdo con Furlong Incoming, una agencia de turismo mayorista con base en Buenos Aires, para recibir a 400 visitantes de Estados Unidos de 12 a 18.30. Se espera que el momento crítico del eclipse sea a las 17.40.

Ahora aguardan por la llegada del doble de gente teniendo en cuenta las excursiones organizadas por otras compañías.

Para prepararse para el evento, los Altamira tuvieron que instalar baños públicos, contrataron 14 food trucks y puestos de comida (con opciones veganas incluidas), y buscaron una cobertura de wifi “más amplia” que la habitual en una zona de no más de 7.500 habitantes sin contar a los empleados de la minera Barrick Gold.