El bono activó el movimiento comercial en las calles bandeñas

La importante inyección de dinero en efectivo que generó el pago del bono de fin de año para los empleados municipales y también de la administración pública provincial ha provocado un notable crecimiento en la actividad comercial en toda la ciudad y especialmente en el microcentro bandeño.

Tal como lo había anunciado oportunamente el intendente Pablo Mirolo, en conjunto con todos los sectores gremiales, este jueves 5 de diciembre se hizo efectivo el bono de $ 10.000 para todos los trabajadores municipales.

Desde la medianoche y durante todo el jueves se vieron largas colas en los cajeros automáticos, con obreros y empleados que se disponían a extraer este fondo no remunerativo que, en definitiva, se vuelca en beneficio de toda la comunidad.

“Los bonos, el aguinaldo como también el sueldo de cada mes tienen siempre un efecto cascada en toda la comunidad, porque se derrama hacia todos los sectores y activa el comercio local, los vecinos pueden invertir en mejoras en sus viviendas y generar empleo para los albañiles, carpinteros, electricistas; o bien adquirir bienes que necesitan o darse un gusto con la familia. Por eso siempre destacamos que estos beneficios para el trabajador municipal tienen un sentido más amplio porque genera un gran impacto en toda la ciudad”, destacó el intendente Mirolo.