El kilo de pan subirá hasta $350 si no llega la harina subsidiada

“Si no hay harina subsidiada, el precio del pan se va a ir entre $320 y $350 el kilogramo. Pero el lunes se va a decidir eso, tenemos reunión en la Federación Argentina de Panaderos (Faipa) y con nuestra comisión directiva. Pero la situación ya es muy difícil”.

Desde el Centro de Industriales Panaderos local anticipan que ya no tienen margen para seguir con los valores actuales de entre $220 y $270 por kilogramo que se había acordado con la Secretaría de Comercio Interior, siempre y cuando pudieran acceder a una bolsa de harina de 25 kilogramos subsidiada a un valor de $1.300.

Sin embargo, desde el anuncio de la creación del fideicomiso de trigo para subsidiar esa harina, hace más de 60 días hasta ahora, los panaderos no accedieron a ese valor de bolsa de harina prometido por Comercio Interior. Por el contrario, ahora la están pagando incluso más que lo que valía hace 2 meses, entre $2.100 a $2.200. Pero el pan lo siguen vendiendo entre los $220 y $270 que fue el compromiso asumido por parte de los panaderos.

Pero no solo subió el valor de la harina. También los otros componentes de la estructura de costos de las panaderías registraron alzas: margarinas, mantecas, emulsiones, salarios por la nueva paritaria y en esta semana el valor del flete. Todos esos factores presionan sobre el valor del pan y del resto de los productos que fabrican las panaderías.

“El lunes tenemos una reunión de la Federación (Faipa) con los panaderos de todo el país en Rosario, porque son más de 40 días que no tenemos ninguna novedad cierta sobre la harina subsidiada, entonces ahí vamos a decidir el precio del pan”, señalaron desde el Centro de Panaderos local.

Detallaron que hoy “estamos pagando la bolsa harina de 25 kilogramos entre $2.100 y $2.200. Esta semana no hemos recibido, pero también ha aumentado el flete, las materias primas suben todos los días. El próximo lunes nos vamos a reunir y por ahora seguimos entre $220 y $270, cumpliendo con la palabra pese a que no llega la harina subsidiada”.

Puntualizó que si no llega la harina a precios subsidiados ($1.300) “por supuesto que el pan va a subir porque estamos trabajando hoy como si el precio de la harina fuera $1.300, pero la estamos pagando entre $2.100 y $2.200. Por ello, sin harina subsidiada sí o sí tendremos que revisar los precios. Sin harina subsidiada el pan se va a ir a entre $320 y $350, pero lo vamos a decidir el lunes”.

Mientras aún el fideicomiso del trigo no llega a las panaderías, hay molinos harineros que decidieron no participar del mismo. La Asociación de Pequeñas y Medianas Industrias Molineras anunció que no formará parte de este fondo con lo cual se reducirá la oferta.

Los remedios, la carne y los combustibles le suman puntos a la inflación de mayo

Mientras diferentes economistas indica que la inflación de abril que se conocerá mañana será inferior a la de marzo y se ubicará entre el 4,8% y 6,3% y cuando el ministro de Economía Martín Guzmán, sostuvo esta semana que el dato inflacionario de abril será menor que el del mes previo, mayo comenzó con una serie de incrementos que presionan con mayor firmeza el alza de la inflación del quinto mes del año.

En los primeros días del mes aumentó la carne vacuna en promedio un 4% y también la de pollo. De enero a mayor subió un 25% promedio. La carne de pollo, un 30% promedio.

También este mes, un grupo de medicamentos recetados para el tratamiento de enfermedades crónicas y en otros casos para abordar dolencias estacionales, subieron un 4,7% promedio con picos de hasta un 11%.

Los combustibles que subieron esta semana en un promedio del 13%, aportará presión entre el 0,3 y 0,6% en la inflación de mayo. “El impacto sobre el IPC es importante, el efecto directo en el número de mayo es de una contribución del 0,32%. Y a eso, hay que incorporarle los efectos de segunda ronda, el traslado de ese aumento en el costo de producción al precio final de bienes y servicios”, señaló Claudio Caprarulo, director de Analytica.

“La recomposición de precios relativos, en este caso el de combustibles, presiona al alza los precios. Seguramente no sea la última suba de naftas que veamos en el año. Esta convergencia de precios a un punto más altos pone presión sobre aquellos precios congelados, ya que al final del día terminan retrasándose aún más”, señaló Lucio Garay Méndez, analista de EcoGo.

La Federación de Transportes de Carga, anticipó que “el combustible, principal costo del sector, se incrementó en abril (4,6%). A estos guarismos se le debe sumar el aumento salarial que sumará al menos 4 puntos más a los costos y la reciente suba del gasoil producida en mayo”.

Además, se suma a partir de junio, el aumento en la tarifa del gas que la subsecretaría de Hidrocarburos fijó en un 20%. En tanto, el ex director del Banco Central, Enrique Szewach, señaló que “con alta inflación, pobreza y sin reservas, la política económica del 2011 al 2015 hoy es inviable”.

Fuente: El Liberal

hd porn