El municipio bandeño refuerza la campaña “Más luces, menos ruidos”

Las autoridades municipales de La Banda ratificaron su compromiso con la salud pública al manifestar su respaldo a la campaña “Más luces, menos ruidos”. Por este motivo, advirtieron que se hará cumplir estrictamente la ordenanza que establece la prohibición de la venta de pirotecnia de estruendo.

Esta tarea será llevada a cabo por la Secretaría de Servicios Públicos a través de la Subsecretaría de Seguridad y Ordenamiento Urbano, que desplegará un amplio operativo en el que se supervisará que los puestos de venta ambulante de pirotecnia cumplan con lo establecido.

Al respecto, desde el Departamento Ejecutivo Municipal se afirmó que en caso de detectarse irregularidades se procederá al decomiso de la pirotecnia de estruendo.

El municipio ya se había planteado hace tiempo la necesidad de tomar conciencia sobre las consecuencias de los estruendos en niños autistas y animales, por lo que incluso determinó la prohibición de su uso en las últimas ediciones del Festival Nacional de La Salamanca y el aniversario de la ciudad.

En este sentido, el intendente Pablo Mirolo resaltó: “El Concejo Deliberante de la ciudad de La Banda aprobó la ordenanza sobre la prohibición de la venta de pirotecnia mayor a dos pulgadas y que supera los 85 decibeles en el estruendo, teniendo en cuenta principalmente lo que causan en niños con autismo y en los perros, quienes reaccionan de diferentes maneras ante tales productos de pirotecnia”.

“Esta ordenanza será un modelo para toda la provincia en lo que hace a la toma de conciencia sobre esta problemática, por lo que solicitamos el acompañamiento de los comerciantes y de los vecinos para que no tengamos que lamentar ningún tipo de accidente o problemática”, agregó el mandatario.

Cabe recordar, que mientras se realizó el tratamiento de esta temática el municipio contó con el acompañamiento de profesionales y miembros de algunas asociaciones, médicos veterinarios, representantes del Centro Vay (Venzamos el Autismo Ya) y de la Asociación TGD Padres TEA Santiago Azul.

En la oportunidad, los profesionales explicaron que los estruendos causan en niños con Trastorno de Espectro Autista una reacción en su procesamiento sensorial, los cuales son contraproducentes, provocando niveles de alteración y estrés.