Encontraron el cadáver de un bebé en un basurero y detuvieron a una joven

Una joven quedó detenida, acusada de ser la madre de un bebé que fue hallado sin vida dentro de una bolsa en un basurero de la ciudad de Forres días atrás. La acusan de haber dado a luz y abandonarla; el bebé murió a las pocas horas por falta de alimentación.

Fuentes de la investigación relataron que todo comenzó con un llamado telefónico alertando la presencia de un bebé en descomposición en un basurero municipal de la mencionada ciudad, envuelta en una bolsa.

Allí, la representante del Ministerio Público Fiscal, doctora Lorena Pacheco, arribó junto a Criminalística, quienes secuestraron una sábana que cubría a la bebé dentro de la bolsa, entre otras tareas de rigor. Luego, personal forense examinó al cadáver que estaba en estado de putrefacción y no presentaba signos de violencia.

Mientras, la policía de Forres averiguaba sobre la posible madre en centros asistenciales locales, junto a la División de Homicidios y Delitos complejos determinaron que el pasado martes 14 una joven ingresó en la madrugada al hospital zonal con una fuerte hemorragia, sosteniendo que había sufrido un aborto espontáneo.

Los médicos decidieron derivarla al Centro Integral de Salud Banda, ya que su cuadro era complicado. La representante del MFP se dirigió hacia el nosocomio bandeño y habló con la madre de la joven.

En la oportunidad la mujer sostuvo que se enteró del embarazo de su hija cuando empezó a sangrar. Sin embargo, los resultados de la autopsia fueron opuestos a su declaración. Según la joven, su último período había sido en diciembre, por que se trataría de un aborto de 3 semanas de gestación; pero presentaba signos de haber tenido un parto a término.

La forense determinó que el bebé tenía 40 semanas de gestación, que habría nacido entre 24 y 72 horas y que murió a causa del abandono ya que no recibió alimentación. Con este informe, la fiscal solicitó la detención de la joven, que quedó en el hospital acusada de homicidio calificado, incomunicada y con custodia policial.

Sábanas con sangre en la vivienda

Luego el juez de Control y Garantí autorizó un allanamiento en su vivienda, en el que los policías secuestraron sábanas y otras prendas con sangre que estaban dentro de una bolsa y los teléfonos celulares de la joven y su madre.

La investigación continúa su curso en búsqueda de cómplices, ya que la casa de la joven queda a dos kilómetros del basurero donde encontraron el cuerpo del bebé.

La mujer sostuvo que su hija no salió a ningún lado durante el día lunes e hizo su rutina habitual, por lo que estiman que “la bolsa” llegó al basurero a través de un camión recolector.

Fuente: Diario Panorama