Horror: una mujer fue a visitar a su padre y lo encontró enterrado en un pozo a 100 metros de su casa cubierto con sábanas

El hallazgo de un cadáver causó consternación en la comunidad de Colonia Dora, ya que los restos de la víctima, un hombre de 56 años, fueron encontrados a unos 100 metros de su inmueble, enterrado en un pozo, cubierto con sábanas, según los primeros informes.

De acuerdo con lo manifestado por fuentes policiales y judiciales, alrededor de las 23, efectivos de la Comisaría 42 fueron alertados del macabro hallazgo en inmediaciones de la intersección entre las rutas 34 y 92, por lo que se dirigieron al lugar.

Una vez en la vivienda, se entrevistaron con una mujer de 34 años de apellido Herrera, la cual reside en el barrio Mitre de esa ciudad y manifestó que el jueves se había dirigido a esa vivienda para visitar a su padre, pero como no lo había encontrado ya que habría salido a realizar unas compras, se retiró.

La mujer continuó diciendo que regresó ayer y al notar nuevamente su ausencia, le pareció extraño y con otros familiares iniciaron la búsqueda de su padre por la zona.

Siempre en función del relato de la mujer, esa búsqueda tuvo el peor final cuando a unos 100 metros, enterrado en un pozo y cubierto con sábanas, encontraron el cadáver de su papá identificado como Ramón Herrera.

De inmediato se dio aviso a la fiscal de turno, Dra. Florencia Garzón, la cual se trasladó desde Añatuya hacia la escena del hecho, además de solicitar que se preserve el lugar para que los técnicos de la División Criminalística realicen las pericias correspondientes.

Medidas

La representante del Ministerio Público también requirió la intervención de los detectives de la División Homicidios y Delitos Complejos y la Unidad Morguera para el traslado de los restos para el examen forense.

Si bien hasta anoche todo era materia de investigación, los detectives comenzaron a tomar diversos testimonios entre los habitantes de la zona para establecer cuándo habían visto con vida a Herrera por última vez y si habían advertido la presencia de extraños o vehículos en el sector que les pudiera haber llamado la atención.

En tanto, la Dra. Garzón y la Dra. María Emilia Ganem, fiscal coordinadora de la Unidad Fiscal de Añatuya, se manejaban con prudencia y deslizaron que aguardarían el resultado de la autopsia para determinar las lesiones o marcas que pudiera presentar el cadáver y que se determine la real causa de muerte, por lo que sólo se limitaron a mencionar que una vez que tengan los informes se establecerá una línea de investigación más firme.

No se descartaba ninguna hipótesis en torno al macabro hallazgo.

hd porn