Luego de dos años una nena se animó a denunciar los abusos a los que la sometía un empleado de su madre

Una nena de 14 años se animó a contarle a su madre los abusos y violación de los que había sido víctima dos años antes a manos de un empleado. Sin trabajar por la cuarentena, Lorena (nombre ficticio para proteger la identidad de la víctima) y su hija tuvieron más tiempo para mirar varias series en la televisión, las que finalmente ayudaron por sus temáticas a la hoy adolescente para revelar lo que había pasado dos años atrás. “Mi pareja le dijo que si algún día le llegaba a pasar algo no tenga miedo de decirlo, de contarlo, que estábamos para defenderla y se ve que eso le transmitió seguridad”, contó la mujer en una entrevista con LM Neuquén.

El hombre que será acusado formalmente en las próximas horas trabajó en el local de Lorena durante cuatro años, aunque la mujer ya lo conocía de antes.

Cuando trabajó en la pinturería, su labor consistía en atención al público; mientras, Lorena salía a ofrecer artículos a sus clientes. Es por ello que, en ocasiones, a la salida del colegio, su hija quedaba en el negocio. “Muchas veces tenía que ir a las obras a las 6 de la tarde y para no llevarla y dejarla en el auto la dejaba en el local”, contó.

“Jamás se me cruzó por la cabeza esa posibilidad (que abusaran de ella). Para mí ella estaba segura ahí”, aseguró la madre a ese medio, y agregó: “Todo esto sucedía cuando yo me iba a ver a algún cliente”.

Ahora, de acuerdo a lo que su hija pudo contarle, se enteró que el hombre iba atrás de la niña cuando ella se dirigía a la cocina o con la excusa de acompañarla a comprar galletitas para la hora de la merienda y “le levantaba la remera, le tocaba la zona del pecho y le pasaba la mano por encima del pantalón”.

Todo esto fue denunciado la semana pasada por Lorena ante la Policía y la Fiscalía de Delitos Sexuales, que ya interviene en el caso y solicitó las primeras medidas en el marco de la causa. Entre ellas, el hombre fue notificado el jueves y se espera la realización de la Cámara Gesell.

La mujer confió que el hombre también aprovechaba las pocas veces que salía con ella en camioneta. “Él iba manejando, paró en un lugar descampado, se pasó para el asiento de atrás, se bajó los pantalones, le bajó los pantalones y la sentó encima de él”, aseguró.

Fueron precisamente estos hechos, ocurridos en la ciudad de Neuquén, los que investiga la Fiscalía de Delitos Sexuales, que ya interviene en el caso y solicitó las primeras medidas en el marco de la causa.

“El chico este no mataba a las arañas porque decía que eran seres vivos, yo nunca me lo hubiera imaginado”, aseguró la mujer. “El fiscal me dijo que es parte del perfil del abusador de un perfil psicópata”, expresó.

Tras la denuncia, el martes pasado, la adolescente fue sometida a las pericias médicas y psicológicas correspondientes y desde la familia solo priorizan cuidarla y generar un entorno que la ayude a sanar.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: