Militares rusos tomaron una base de EE.UU. en Siria

El Ministerio de Defensa de Rusia ha publicado imágenes de la llegada de efectivos de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia a una base militar abandonada de EE.UU. en el norte de Siria.

Varios helicópteros, incluidas las aeronaves de ataque Mi-35, aterrizaron en el aeródromo de Sirrin, ubicado en la provincia de Alepo, informa el canal de televisión Zvezdá.

Esa base era una de las mayores instalaciones militares de EE.UU. en Siria. Según la información disponible, el 13 de noviembre al menos 100 camiones estadounidenses partieron de ese lugar, al tiempo que se escuchaban explosiones en las instalaciones, aparentemente intentaban destruir todo lo que no podían llevarse.

El aeródromo servía como punto de abastecimiento para las demás bases norteamericanas en el país árabe, y también desde allí se transfería ayuda militar para la denominada ‘oposición moderada’ siria. Ahora esas instalaciones se encuentran bajo control del Gobierno sirio, y allí se creará un centro de abastecimiento de ayuda humanitaria. Mientras que las fuerzas rusas brindarán protección a la base.

Según la agencia Interfax, parte de los helicópteros y efectivos de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas, desplegadas en Siria, fueron enviados a la antigua base estadounidense para evitar que estos destruyeran la pista de aterrizaje del aeródromo.

“Nuestra unidad comenzó a resguardar el aeródromo y el territorio de la base militar, organizando patrullas perimetrales y guardia armada en los puntos estratégicos”, señaló la Policía Militar rusa. Mientras que un equipo de zapadores ha empezado a peinar las instalaciones y la zona de la base para descartar la presencia de objetos explosivos.

Por otro lado, el Centro ruso para la Reconciliación de las Partes Beligerantes en Siria, ha comunicado que en esa base abrirá una oficina suya. Entre los objetivos de esa dependencia se encuentran ayudar a la población local a retomar una vida normal, entregar ayuda humanitaria y brindar asistencia médica.