Mirolo se reunió con miembros de su gabinete para delimitar cómo será la “cuarentena administrada” en la ciudad

El intendente Pablo Mirolo se reunió con autoridades de diferentes áreas y miembros de su gabinete para delimitar el trabajo teniendo en cuenta la flexibilización de esta etapa de cuarentena “administrada”, donde cada gobierno debe definir el movimiento que se mantendrá y en este marco la definición de controles para el cumplimiento de medidas de seguridad ante cuales comercios y locales tendrán permisos para funcionar, en qué rango de horario y con qué medidas, según sus rubros.

En esta ocasión, acompañaron a Mirolo en la reunión la coordinadora de Alerta Banda, Carolina Montenegro; el coordinador de Tránsito y Transporte, Diego Juárez; la responsable de la Oficina de Defensa al Consumidor, Yamila Capula; la responsable de Bromatología, Sandra Correa; el subsecretario de Seguridad y Ordenamiento Urbano, Joaquín Romano Norri; el director de Rentas, Javier Alexandro; el fiscal municipal, Diego Milanesi.

Durante la jornada, se dialogó sobre el trabajo que va a comprender la flexibilización de la cuarentena a partir de la semana que viene de diferentes actividades, particularmente lo que tiene que ver con comercios y el transporte público de pasajeros, con el cumplimiento de las medidas de bioseguridad establecidas desde el gobierno nacional y provincial que se va a controlar que se respete.

En cuanto a uno de los factores fundamentales, como la economía y el movimiento comercial, la venta online va a seguir fundamentalmente, a través del sitio web “La Banda compra en casa” como una alternativa para los pequeños emprendedores y comercios que están  habilitados a trabajar de esa manera y que cumplen con las medidas de bioseguridad.

Además se planea una reunión con las empresas de taxis, radiotaxis y de las líneas de colectivos públicos de pasajeros, para delimitar el trabajo a seguir y las medidas de bioseguridad que deberán seguir y cumplimentar, entre las cuales se encuentra un operativo de desinfección de cada unidad para mayor seguridad tanto de pasajeros como de conductores y empleados.

En este sentido, cada colectivo deberá llevar un pasajero por asiento, se harán controles de febriles y se va a exigir que cumplan con las medidas de bioseguridad, sumado a que en cada parada se va a determinar un límite de personas con la distancia permitida entre ellas.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: