Once agentes heridos e inicio de diálogo con las autoridades tras siete horas de tensión en Devoto

Tras siete horas de tensión, disparos y graves incidentes, voceros del Servicio Penitenciario Federal confirmaron que hay 11 agentes heridos con quemaduras leves, descartaron la presencia de víctimas fatales y aseguraron que se dio un inicio de diálogo con las autoridades. En el lugar hay representantes del Poder Judicial, Ministerio de Justicia, Procuración de la Nación y SPF, más los delegados de los internos.

En Devoto hay 1692 detenidos y esta semana se confirmó el primer caso de coronavirus ​en un agente penitenciario, lo que implicó el aislamiento preventivo de otros seis compañeros de turno. Durante las últimas semanas, desde adentro del penal, los internos denunciaron más casos y reclamaron insistentemente medidas de seguridad e higiene por el avance de la pandemia.

De todos modos, el principal reclamo es “no morir en la cárcel”, como rezan las banderas que los presos descolgaron desde los techos. Muchos además piden que les habiliten algún tipo de beneficio, como excarcelación anticipada o prisión domiciliaria.

En la zona están presentes Emiliano Blanco, director general del SPF, y el procurador penitenciario adjunto, Ariel Cejas Meliare.

Fuentes de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin), en tanto, dijeron que por el momento no fueron informados sobre la existencia de lesionados ni de rehenes. Al menos tres ambulancias ingresaron al predio, ubicado en la calle Bermúdez al 2600 de la Capital Federal.​

El clima se puso muy caliente a partir de las 8 de la mañana, cuando varios presos se subieron a los techos y comenzaron a protestar. También se registran algunas llamas en los pasillos de los pabellones. Cerca del mediodía la situación continuaba muy tensa, con detonaciones que se escuchan desde unos 200 metros, donde las fuerzas federales y de la Policía de la Ciudad armaron un cerco de patrullas y no permiten mayor acercamiento al edificio. Al menos tres ambulancias ya ingresaron al predio, aunque las fuentes consultadas aún no confirmaron si hay heridos.

Un punto de inflexión se dio este jueves por la tarde, cuando el Servicio Penitenciario Federal confirmó que un agente que cumple funciones en el penal de Devoto ​dio positivo de coronavirus y que la situación requirió, además, del aislamiento de otos seis penitenciarios que compartieron turno con el hombre infectado.

Dentro del penal, varios de los detenidos denuncian que faltan medidas de higiene y prevención de cara al avance de la pandemia del COVID-19.​ De hecho, el 28 de marzo, un empleado penitenciario presentó una denuncia ante el Ministerio Público Fiscal y allí marcaba que eran 15 los trabajadores de la salud “sospechosos” de haber contraído el virus que estaban bajo observación y que algunos de ellos ya habrían dado “positivo” al test.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: