Otro femicidio: Un hombre mató a su mujer embarazada y se suicidó de un tiro

Una joven embarazada de un mes y medio fue hallada asesinada de tres balazos junto al cuerpo de un hombre de 28, también baleado, y la principal sospecha es que se trató de un femicidio seguido de suicidio ocurrido tras una discusión en una vivienda de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, informaron fuentes policiales y judiciales.

El hallazgo se produjo en la mañana del jueves en una casa tipo PH ubicada en calle Albariños al 2100, entre Páez y Virrey Cisneros, del barrio Don Bosco, en la mencionada localidad del partido de La Matanza, provincia de Buenos Aires.

Fuentes judiciales y policiales informaron a Télam que los efectivos de la comisaría 8va. de dicha jurisdicción arribaron al lugar a raíz de un llamado al 911 y constataron que en una de las habitaciones del domicilio se encontraban dos personas sin signos vitales, ambos con heridas de arma de fuego.

Una de las personas fallecidas era una mujer, identificada como Sabrina Susana Coronel (27), quien cursaba un embarazo de casi dos meses y cuyo cuerpo presentaba tres disparos en el tórax y estaba sobre la cama del dormitorio.

En tanto, la otra persona fallecida, llamada Nicolás Ezequiel Tinnirello (28), también tenía una herida de arma de fuego en el pecho y se encontraba tendida sobre la misma cama a los pies de la víctima.

En el lugar del hecho, los policías secuestraron una pistola Bersa calibre 9 milímetros que tenía la documentación correspondiente a nombre del joven y varias vainas servidas, detallaron las fuentes.

En principio, los investigadores determinaron que se trató un hecho de un femicidio seguido de suicidio.

Es que en la escena del crimen hallaron un vaso roto en el piso que pudo haberse producido en el marco de una discusión, mientras que la pareja aparentemente había consumido alcohol, añadieron las fuentes.

Si bien no había denuncias previas por violencia de género y los vecinos relataron que se llevaban bien, los pesquisas secuestraron los celulares para ser peritados y tratar de establecer el móvil del crimen debido a que no encontraron ninguna carta.

Una de las posibilidades es que Tinnirello, quien era comerciante, pudo haber sufrido algún tipo de “brote” dado que le había ocurrido en otras oportunidades, aunque no tomaba ninguna medicación al respecto, dijeron los voceros.

En la causa interviene la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) especializada en Homicidios del Departamento Judicial de La Matanza, a cargo de Marcos Borghi, quien avaló lo actuado y dispuso realizar las autopsias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *