Rusia: Los activistas de Greenpeace podrían seguir detenidos

activistaLos tripulantes del rompehielos “Arctic Sunrise” de Greenpeace detenidos por protestar en el Ártico ruso, entre los que se encuentran los activistas argentinos Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi, podrían seguir detenidos en ese país tras la solicitud del Comité de Instrucción (CI) de Rusia de prolongar por tres meses la custodia.

“El CI pidió otros tres meses de prisión. No está claro para qué quieren mantenerles allí durante tanto tiempo”, expresó Jalimat Tekéyeva, vocero de la filial rusa de Greenpeace.

La medida cautelar contra los 30 tripulantes del buque, que ahora son acusados de vandalismo por intentar encadenarse a una plataforma flotante del consorcio ruso Gazprom, expira el 24 de noviembre.

La vocera de la ONG agregó que las correspondientes solicitudes del CI contra los 28 activistas, un cámara y un fotógrafo independientes serán estudiados la próxima semana por tribunales de San Petersburgo, donde los tripulantes del barco permanecen encarcelados tras ser trasladados desde la ciudad portuaria de Murmansk a la que fue remolcado el rompehielos de Greenpeace.

Los activistas, entre ellos dos argentinos y una brasileña, permanecen detenidos desde el pasado 19 de septiembre, cuando protestaban en el mar de Bárents contra la plataforma flotante del consorcio gasístico ruso Gazprom.

La decisión sobre el traslado fue adoptada por el CI en vista de que los delitos que se les imputan a los detenidos no entran en la jurisdicción del tribunal de Murmansk.

El Consejo de Derechos Humanos adjunto a la Presidencia rusa solicitó dejar en libertad provisional a los tripulantes del “Arctic Sunrise”, que se encuentran hace mes y medio en prisión preventiva en Rusia.