Santiago del Estero: síntesis de un realidad silenciada

laesposa-600x311Desde el año 2005 a la fecha, la realidad de la provincia estuvo marcada por la gestión de Gerardo Zamora, el cual obtuvo una amplia victoria en las elecciones para gobernador, luego de la caída de Carlos Juárez y la posterior intervención de Pablo Lanusse. Finalizado su primer mandato, Zamora se postuló para una reelección en 2009, la cual obtuvo con un amplio porcentaje de votos, muy por encima de la oposición, otorgándole seguridad para un supuesto tercer mandato en 2013, impedido por la Corte Suprema de Justicia de la nación.

Ante esta limitación especificada en la constitución que el mismo había reformado en 2005, Zamora decidió colocar como candidata del Frente Cívico a su esposa, Claudia Ledesma Abdala, obteniendo de esta forma la gobernación con el 63% de los votos en las elecciones del año pasado. Desde la irrupción del Zamorismo en la política local mediante la conformación del Frente Cívico que agrupa tanto a sectores peronistas como radicales, Santiago del Estero experimentó una serie de avances respecto a los años del juarismo, sin embargo, algunas cuestiones sociales y políticas todavía se mantienen intactas.

Según datos obtenidos del censo 2010 y actualizados en el último tiempo, Santiago del Estero es la provincia con mayor déficit en cuanto a la satisfacción de necesidades básicas para la población. El departamento Figueroa, según un estudio realizado por el CONICET, se encuentra en segundo puesto a nivel nacional en cuanto la mayor deficiencia en calidad de vida. El 90% de sus habitantes carece de agua en sus viviendas o un inodoro, el 65% vive en ranchos, el 40% no tiene una heladera y el 66% todavía cocina con leña ante la falta de gas. En la totalidad de la provincia, el 80% de los habitantes carecen de un sistema de cloacas, solo cuatro de 27 departamentos de la provincia lo tienen, así como el 40% de los santiagueños carece de un sistema que pueda descargar agua, en otras palabras, ese porcentaje de la población no tiene inodoros en sus viviendas.

Santiago del Estero cuenta con población rural en un 39% y mantiene un déficit habitacional de un 46,7% según el INDEC, lo cual ubica a nuestra provincia como la segunda a nivel nacional en padecer este problema después de la ciudad de Buenos Aires. En materia laboral, Santiago cuenta con los salarios más bajos del país y un porcentaje de empleo en negro que supera a cualquier otra provincia a nivel nacional con un 47%. En una entrevista concedida al diario Página/12 en 2005, Zamora se había propuesto eliminar la dependencia del empleo público en la provincia, sin embargo lo que en ese momento se concentraba en 40 mil empleados hoy asciende a una población activa de 400 mil donde solo 50 mil empleados pertenecen al sector privado.

En el primer trimestre de 2014, según datos del INDEC, el desempleo a nivel nacional se había reducido, mientras que en provincias como Jujuy y Santiago del Estero, el porcentaje aumentó. En el año 2010, Gerardo Zamora fue denunciado ante la Organización Internacional de Trabajo por persecución sindical a médicos que protestaban por mejoras salariales. Las cifras de trabajadores de la salud en estado de precarización laboral era de 5600 de una totalidad de 8000 en toda la provincia. En aquel momento, la tensión a nivel nacional por protestas de trabajadores de la salud motivó que el gobierno enfrentara marchas cada viernes con la presencia de medios nacionales que se encargaban de cubrirlas.  En cierta ocasión, Mancuso, un hombre que habitaba el Hospital Regional y carecía de una vivienda, habló ante las cámaras de TN mostrando la precariedad del Hospital. Al día siguiente, fue encontrado muerto en uno de los pasillos con un golpe en la cabeza.

Los casos de muertes en manos de fuerzas policiales, negligencia o intereses que involucraban al poder político también pueden contabilizarse en estos últimos años. En el año 2007, un incendio en el penal de varones terminó con la vida de 34 reclusos. El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), emitió un comunicado a nivel nacional responsabilizando al estado provincial por  “falta de medidas de prevención y las graves condiciones de hacinamiento que caracterizan a las unidades penales provinciales”. Además, detalló que en nuestra provincia existía “una superpoblación del 122 por ciento y de las 444 personas alojadas allí, 276 están detenidas sin sentencia firme”.

Otros casos para mencionar corresponden a Miguel Galván y Cristian Ferreyra, campesinos asesinados por sicarios los cuales son contratados por empresarios en el monte santiagueño para obtener tierras que puedan ser redituables a nivel financiero. Sembrar soja es la meta principal y la obtención de tierras muchas veces se materializa mediante la sangre del más débil. Pese a que Gerardo Zamora había sido declarado defensor y garante de las comunidades indígenas y Santiago del Estero fue la primera provincia en adoptar la ley de bosques, en la actualidad los hechos de represión contra comunidades originarias y la deforestación, se mantienen, y colocan a nuestra provincia entre las tres más deforestadas a nivel nacional con más de 500 mil hectáreas dejando de lado los millones recibidos para el efectivo cumplimiento de la ley.

Desde la asunción de Gerardo Zamora en 2005 el panorama comunicacional de la provincia se ordenó hacia un mismo punto, todos los medios reciben pauta oficial y mantienen el mismo discurso ajeno a críticas al gobierno provincial. Los grupos que concentran mayor atención de parte de la sociedad santiagueña son el Grupo Ick (El Liberal, Canal 7, Radio Panorama, Canal 14, Diario Panorama, TIC), el Grupo Cantos (Nuevo Diario, Radio LV11, Revista Cambio), Grupo Bandiera (Semanario Notiexpress, Cable express, FM express, Canal 4 de Cable Express). Otro grupo que no concentra tanta atención, pero que se cataloga como referente mediático en la provincia es el Grupo de la Universidad Católica que tiene FM Estudio Uno Canal Estudio 3.

Según explica el Lic. Ernesto Picco en un texto referido al tema “El apoyo editorial de todos los grupos mediáticos con el gobierno de turno es una característica relativamente inédita, puesto que en contextos anteriores siempre había al menos una voz disonante. Desde principios de los noventa el Grupo Cantos fue sumamente crítico de los gobiernos de Mujica y Juárez. Entre fines de los noventa y principios de los dos mil, El Liberal, todavía propiedad del Grupo Castiglione, cargó duramente sus tintas contra el juarismo, y el Grupo Ick fue siempre un acérrimo crítico de las intervenciones federales de 1993 y 2004-2005.”[1]

La realidad provincial contrastada en base a datos estadísticos y hechos concretos relatados por los propios protagonistas, contrasta con el discurso dominante de los medios y el gobierno de turno, el cual obtiene grandes logros en materia electoral y en cuanto a la edificación de obras públicas con presupuestos polémicos; Pero siempre a costa de resignar avances en libertades civiles, derechos humanos, sociales y jurídicos.

Fuente: Amise