Sra. Gobernadora déjese de joder y evite más muertes inocentes

hdp¡Por qué tuvo que morir ese pobre angelito de 3 años ayer!

La realidad nos golpeó duro y y con el corazón lleno de dolor y bronca, llegaron los momentos de los análisis:

El primer punto que hace ruido, es que el pasado 3 de marzo, la gobernadora Claudia Zamora firmó el decreto de necesidad y urgencia N°372/14, declarando la emergencia vial en la provincia.

Entre sus considerandos establecía la creación de un cuerpo especial dependiente de la Policía (a los que se los puede ver en la vieja Terminal a horas muy tempranas).

“La alarmante realidad cotidiana requiere la urgente intervención del Estado que promueva nuevas prácticas, pues que parecen acciones básicas como el respeto a las normas de tránsito hacen al ‘orden social’ que es un proceso complejo de construcción colectiva”, indica.

“El plan apunta a la modernización de Estado a partir de la eficientización de los controles con la creación de un cuerpo especial de seguridad vial dependiente de la Policía de la Provincia, que tendrá a su cargo el control de cumplimiento de la Ley Nacional y provinciales de Tránsito vigentes”, destaca.

Lamentablemente, este cuerpo especial no está capacitado, ni siquiera conoce las normas viales, sólo son jóvenes policías que están apostados por toda la provincia deteniendo y secuestrando motos, como si fueran las únicas causantes de accidentes, además de poner en peligro a los vehículos que circulan que deben ir esquivando, conos, motos y personas apostadas en la mitad de la calzada. La mayoría de las veces se las quitan a trabajadores por no poseer las patentes, en mi ignorancia desconocía que el no poseer la patente provocaba un accidente. Sería interesante preguntarles a esos servidores del orden si saben normas mínimas como el máximo de velocidad permitida en un calle o en una autopista, qué significan algunos carteles de tránsito, entre otras tantas cosa simples que se enseñan en las escuelas y que ellos no saben porque NUNCA FUERON PREPARADOS PARA ESTA TAREA.

En estos ya clásicos operativos nunca, pero nunca detienen un automóvil, camioneta o colectivo, será que los conductores sí saben manejar, será que ellos no entran en la emergencia vial.

Porque el que atropelló ayer al niño fue un auto no una moto, un remís habilitado por el Municipio capitalino, y cuyo chofer tiene un carnet profesional para poder circular.

El segundo punto que llama al análisis es la Plaza Libertad y en lo que fue convertida con los sucesivos arreglos, que sólo se hicieron para poder robar, porque varias veces incrementaron el monto inicial de la licitación. La hicieron de tal manera que ni el peatón ni el que circula saben cuál es calle, cuál es peatonal, por dónde cruzar, etc. y a esto hay que sumarle la cantidad de agentes de tránsito apostados en la zona que sólo se la pasan charlando.

Por todo esto es hora de decir ¡Basta! Sra. Gobernadora si realmente le importa la vida del pueblo santiagueño, capacite primero a los encargados de los controles, que la ley sea pareja para todos, déjese de joder y preste atención a lo que pasa a su alrededor, porque no importa si el nene se soltó de la mano de su mamá lo que importa es que la ley de Emergencia Vial no existe en la práctica y sin embargo le cuesta fortuna al Gobierno y las personas siguen muriendo. No queremos más una sociedad así, mientras Ud. está sentada en su sillón de Casa de Gobierno, imprudentes al volante se están llevando nuestro futuro.

Por Gabriela Neme