Una beba de cinco meses fue herida durante un procedimiento policial

En medio de una persecución de delincuentes que escapaban en una moto robada, personal de la policía bonaerense hirió en la cabeza con un perdigón de escopeta a una beba de cinco meses.

Así lo informaron a LA NACION fuentes policiales. El hecho ocurrió en las últimas horas en Merlo. La beba herida fue intervenida quirúrgicamente en el Hospital Héroes de Malvinas, de Merlo, donde le extrajeron el perdigón. Ahora se encuentra en observación.

La niña herida es prima de uno de los delincuentes que perseguía la policía y que finalmente fue detenido, tras un operativo en el que, según información de la propia policía, a uno de los agentes lo hirieron en el hombro con un disparo de una escopeta y otros uniformados fueron agredidos por vecinos de los sospechosos, que les arrojaron piedras y otros objetos con los que causaron daños en uno de los móviles intervinientes.

Según informaron fuentes policiales, todo ocurrió cuando personal del Comando de Patrullas de Merlo se cruzó con una moto que circulaba a toda velocidad. Los dos ocupantes del vehículo vestían ropa similar a la utilizada por los asaltantes de una joven que había sufrido un arrebato en la localidad de Libertad.

“En ese momento comenzó una persecución. El móvil policial circuló con balizas y sirena encendidas. Y los dos ocupantes de la moto no respetaron la orden de detenerse”, explicaron fuentes policiales.

En medio de la persecución, el conductor perdió el control de la moto. “Los sospechosos dejaron abandonado el vehículo marca Honda modelo Titán y escapan a pie”, agregaron las fuentes consultadas.

La moto tenía pedido de secuestro. Su dueño, un vecino de Castelar, partido de Morón, había denunciado que se la habían sustraído el 26 de diciembre pasado.

En el lugar donde quedó abandonada la moto, el personal policial también secuestró la mochila naranja que le había sido robada a la joven víctima del ataque de los motochorros, hecho que había dado inicio a la persecución. Dentro de la mochila había dos celulares.

Los dos ladrones, según la información policial, ingresaron en casas de la zona. Cuando un grupo de uniformados intentó entrar en una de las viviendas para detener al conductor de la moto, fueron atacados por los vecinos.

“Desde el interior de la casa se escucha una detonación. En ese momento, uno de los policías recibe un perdigón en el hombro izquierdo. Pero a pesar de estar herido y después de disparar con una escopeta con munición de estruendo, logró detener al sospechoso”, agregaron los informantes.

El detenido tiene 18 años y es analfabeto. Tras la detención del sospechoso, los vecinos atacaron con piedras al personal policial, que repelió la agresión con disparos de escopetas con postas de goma, según se informó.

“Durante el desarrollo del procedimiento, una mujer de 42 años, familiar del sospechoso detenido y que tenía en brazos a una beba de cinco meses, denunció que el personal policial que ingresó en su casa hizo disparos de escopeta y que ella y la beba habían sido heridas”, dijeron fuentes policiales.

La Justicia ordenó una serie de peritajes para determinar de qué escopeta salieron los perdigones que hirieron a la mujer y a la beba. Por el momento, según fuentes oficiales, no se tomó temperamento alguno con los uniformados.

Además del presunto motochorro, fueron arrestadas cinco personas por atentado y resistencia a la autoridad.

hd porn