VÍDEO: Un perro fiel se niega a abandonar la tumba de su dueño

Se dice que los perros son los mejores compañeros de los humanos. Un ejemplo de su incondicionalidad es el caso de Bobby, un can de Río Negro que se rehúsa a dejar la tumba que supuestamente pertenece a su dueño fallecido hace tres años.

La historia del animal se dio a conocer recientemente y ya dio la vuelta al mundo. Bobby visita la lápida del que fuera su compañero humano todos los días desde hace tres años.

Aunque la tristeza lo invade, el perro se deja acariciar por los visitantes y empleados del lugar, quienes fueron los primeros en notar que estaba de duelo por su dueño.

Familiares del fallecido intentaron llevarlo con ellos pero el perro no quiso. Al hacer una cuadra alejándose del lugar, Bobby luchó por soltarse, lo logró y volvió a la lápida de su dueño.

El perro acompaña todos los días a Daniel Cisterna, el sepulturero del turno tarde.

“Hace tres años que falleció su dueño y desde entonces nunca dejó el cementerio. Se quedó porque su amo está sepultado acá”, contó Daniel.

El trabajador municipal que hace 16 años se desempeña en el cementerio mencionó que el can lo acompaña en la recorrida diaria que debe realizar por el predio.

“Mi tarea es sepultar, caminar, recorrer el cementerio y Bobby anda a la par mía. Cuando entro a las 13 y escucha la moto siempre me viene a recibir y cuando me voy me acompaña hasta la florería y pega la vuelta”, relató.

Pero el momento de los entierros fúnebres es cuando se puede apreciar la faceta más enternecedora de Bobby.

Durante los 45 minutos que es el tiempo que le lleva a Daniel realizar el entierro el perro se queda acostado al lado de la familia, quieto, observando el ritual. “Pareciera que comprendiera su dolor”, expresó Daniel.

Todos terminan admirados al ver el gesto del animal, lo acarician y preguntan por él. “Nosotros le contamos su historia”, dijo el cuidador municipal.

hd porn