Cómo los médicos en el Reino Unido deben decidir quién vive y muere si la pandemia empeora

En un escenario donde el pico de casos por coronavirus sigue aumentando abrumadoramente en el Reino Unido, con respiradores y camas de terapia intensiva que no alcanzan para todos, los médicos y los profesionales de la salud se preparan para decidir quienes tienen más probabilidades de sobrevivir para asignar los recursos.

Según la guía de ética médica recientemente publicada en el Reino Unido, además de la edad, se aconseja a los médicos y enfermeras que tengan en cuenta el estado general de salud del paciente privilegiando a los más jóvenes y con buen estado de salud.

“En tiempos de guerra, se hacía el Triage, que lo inventó el médico personal de Napoleón y en la actualidad es un sistema en el que se selecciona y se clasifica a los pacientes basado en sus necesidades terapéuticas y los recursos disponibles para atenderlos”, explicó en diálogo telefónico con Télam, un cirujano general del hospital Epsom y St. Helier de Londres, que pidió reserva de su nombre.

No hay que olvidarse que una pandemia es igual que una guerra. Los heridos o los enfermos no llegan al hospital de a uno, caen de diez en diez y en media hora. La cantidad de personal y recursos como los respiradores siguen siendo los mismos. No hay ningún sistema de salud en el mundo que pueda absorber en situaciones de guerra o de pandemia estos problemas”, afirmó.

“Los pacientes más jóvenes tienen más probabilidades de enfrentar mejor un agente nocivo como el coronavirus y no uno que tenga 80. No hace falta ser médico para verlo”, afirmó.

Si bien todas las vidas son igualmente importantes, “cuando tienes una situación así, debes elegir aquellos que tienen mayor probabilidad de sobrevivir”, admitió.

“El virus llegó como un tsunami, que afectó a tantos de golpe. Nadie almacena camas de cuidados intensivos y miles de anestesistas por si viene una pandemia cada 150 años”, dijo.

Contó que en el hospital donde trabaja, se cancelaron todos los tratamientos a pacientes que no revisten gravedad y solo se están atendiendo a los enfermos afectados por el Covid-19.

“La mayoría de las veces, las personas llegan a la guardia cuando ya están en un estado de suma gravedad y ni siquiera hay tiempo para intubarlos. Ninguno se ha salvado hasta ahora de los que ingresaron”, aseguró.

En ese sentido, Alejandra Vergara, una médica argentina de 41 años que trabaja en un hospital en Manchester, al Norte de Inglaterra, contó a Télam que los quirófanos están siendo transformados en salas para atender pacientes de coronavirus.

Esta situación, agregó, también está afectando a los que tienen cualquier otra condición y no pueden ser atendidos en este momento.

Vergara relató el caso de la madre de su cuñada, que murió ayer de sepsis y no estaba infectada con el virus, porque se recomendó a los personas que no concurran al hospital si sólo tienen fiebre. “Eso hace que la atención a los pacientes se retrase y para cuando los atienden, la infección ya está en la sangre y volver de eso es casi imposible para un adulto mayor”, alertó.

A su vez, Eva Peña Charlón, de 47 años, una enfermera española, del King’s College de Londres, que en este momento se encuentra aislada con síntomas de coronavirus, en diálogo telefónico con Télam, expresó que “es triste, pero en situaciones de pandemia según el protocolo se debe escoger a los que tienen más opciones de vivir.

Para Eva, hay que ser selectivos, si llega al hospital un paciente con cáncer de 40 años y otro sano, pero de 50 años, “tengo que elegir a este último, porque no sé si el que tiene cáncer puede sobrevivir uno, dos o tres años más. Es muy duro y es muy triste, pero lo entiendo y lo comparto”, sentenció.

Eva que se contagió el virus en el hospital donde trabaja, es madre de tres hijos de 15, 16 y 12 años y su hijo más chico tiene problemas pulmonares, con lo cual corre un mayor riesgo de contraer el Covid-19, pero de todas maneras decidió volver a trabajar cuando se recupere.

De acuerdo a las estadísticas, uno de cada cuatro profesionales de la salud en el Reino Unido, actualmente está aislado o desarrolló síntomas de coronavirus.

Según la médica argentina, el personal de salud está expuesto al virus, porque no puede aplicar el distanciamiento social en el lugar de trabajo como lo debe hacer el resto de la población.

“Trabajamos codo a codo, nos infectamos entre nosotros e infectamos a nuestros hijos, que son los que están yendo a la guardería. Ellos también le pasan el virus a otros niños, hijos de otros trabajadores”, explicó.

En ese sentido el médico cirujano del hospital Epsom y St. Helier de Londres instó a la gente a tomarse en serio el distanciamiento social y, sobre cuánto tiempo demandará controlar la pandemia, señaló que “puede ir y venir con más o menos picos” hasta el próximo invierno, es decir hasta fin de año.

“América Latina aún no sabe lo que es esto, todavía no les llegó la propagación del virus como aquí”, advirtió, pero a la vez destacó que “corren con una ventaja, y es que tienen más tiempo para prepararse”, resumió.

Dejá una respuesta

A %d blogueros les gusta esto: