Melean, un candidato indeciso

Suárez Melean anunció su renuncia a las candidaturas que encabezaba por el partido Patriótico Laborista y el mismo día desmintió el hecho.

Guillermo Suárez Melean apareció en Santiago del Estero poco antes de las elecciones Paso, santiagueño que vive en Córdoba hace muchos años y decidió ser candidato autoproclamándose como única oposición al oficialismo en la provincia.
Aterrizó con un despliegue de mensajes grotescos hacia los santiagueños, utilizando sus redes y el whatsapp como medio de comunicación directa para enviar videos y audios extensos cargados de energía de lucha.
Sus palabras, desde el inicio, contienen siempre algún disparo agresivo contra figuras políticas instaladas en la provincia, nombres de trayectoria, personajes que han escrito su historia en esta tierra, al lado de los santiagueños.
Sus disparos y desprecios se evidencian también en el trato hacia los nacidos en esta tierra, hacia los mismos santiagueños que quiere convencer para que lo acompañen con un voto. Los insulta de ignorantes, de dejarse manejar por las mismas castas políticas de siempre. Los insulta por ser pobres mientras baja de ostentosos vehículos haciendo fuerza en la brecha que los divide, como si esa deidad que lo envuelve fuera la solución a los problemas que aquejan a los santiagueños.
El loretano encontró alianzas políticas para llevar adelante su campaña. Se unió a Chabay Ruiz, quien hace tiempo tiene inconvenientes permanentes para volver a la vida política activa.
Luego de las Paso, se sumó a la dupla Rodrigo Posse, un personaje siniestro que en el mismo año perdió la elección interna de su partido y la interna del frente partidario que integraba y huyó al regado de Melean para intentar captar algo de oxígeno en su desespera por no desaparecer de un plumazo.
A menos de veinte días de las elecciones de noviembre el empresario devenido en político, dice haber sufrido amenazas que lo llevaron a anunciar su renuncia a un periodista, un exabrupto; pero que sigue en carrera.
El anuncio de su no retirada nos sorprende en un video donde el carisma que lo caracteriza se ve desdibujado, será quizá por cómo se ve escoltado por sus compañeros de fórmula, por la presión impresa en el mismo video.
“Me retiro porque no soy así.. esto es una mierda.. veía desunión, mezquindades y actitudes estúpidas”, fueron algunas de las frases célebres con las que se refirió a su decisión inicial de renuncia que luego declinó.
Algunas personas del círculo interno dicen que declinó por presión de Posse, otros porque no estaba decidido y lo movilizó el nerviosismo.
Lo cierto es que es un candidato indeciso, no solo le falta el respeto a quienes lo acompañan sino también, demuestra a las claras la esencia con la que puede llegar a gobernar en caso que eso suceda.
La pregunta del millón es si los santiagueños pueden confiar en un candidato que no puede mantener una decisión firme en 24 horas, en un personaje grotesco que baja la cabeza ante la presión, en definitiva en un indeciso.-

hd porn