Nació el primer bebé en Argentina con el método de “tres padres”

Con solo tres casos en el mundo, en Buenos Aires nació una beba concebida mediante el método de fertilidad denominado “de tres padres”. Se trata de una técnica donde se utiliza el óvulo de una donante y el material genético de la madre y el padre. Es la primera vez que ocurre en Sudamérica.

Cerca de las 10 de la mañana, una mujer de 31 años alcanzó no solo el anhelo de convertirse en madre, sino que además se convirtió en un hito para la medicina nacional. Es que para la concepción de su beba recurrió al método de fertilidad denominado como “de tres padres”.

Bajo el nombre de “transferencia de huso”, en esta técnica “se toma el óvulo de una donante, se le extrae el material genético y se lo reemplaza por el material genético de la paciente que va a hacer el procedimiento. Con lo cual se obtiene un ovocito reconstituido que tiene toda la maquinaria metabólica del ovocito joven y el ADN de la paciente”, explicó Ariel Ahumada, director del Laboratorio de Embriología del centro de medicina reproductiva Procrearte que trató el caso.

“Conseguimos tras largos meses de trabajo implementar la técnica de transferencia de huso y somos el primer centro latinoamericano en aplicarla a una paciente con éxito, obteniendo el primer nacido vivo sano”, aseguró el doctor en Ciencias Biológicas.

El especialista señaló que este es el cuarto nacimiento que ocurre gracias a esta metodología, siendo que el primero tuvo lugar en México, donde la paciente y el equipo médico eran de origen norteamericano. El momento de “mayor complejidad de esta técnica es en los centros de reproducción y solo unos cuantos laboratorios en el mundo la han podido implementar”, dijo Ahumada.

“La denominación de un bebé con tres padres es entre comillas porque en el material genético nuclear, que es el que determina todas las características del individuo, está en el ADN que aporta la madre y no la donante”, dijo el especialista.

Cómo fue la gestación

“Fueron nueve meses de perfecta evolución, con control estricto y mucha contención”, afirmó Aníbal Dal Verme, médico ginecólogo y obstetra a cargo del parto, al tiempo que destacó que la beba como su madre están en buen estado de salud.

“Fue una cesárea programada a las 38 semanas”, recalcó el ginecólogo. En ese sentido, Ahumada destacó que esta técnica aún no se encuentra contemplada por el Ministerio de Salud Nacional, el centro de medicina Procrearte aplicó un protocolo especial, con el consentimiento de los pacientes, para aplicar “un seguimiento muy exhaustivo del embarazo”.

Con este procedimiento “la paciente no tiene que renunciar a su identidad genética y esa es la gran innovación de esta técnica”, ya que con la ovodonación la madre debe renunciar a esta posibilidad. Al tiempo que recalcó que este nacimiento “alienta a poder implementarlo en otros casos de infertilidad”, explicó el director del Laboratorio de Embriología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *